logo caiman
caiman.de archivo
españa

Extremadura – Segunda Parte:
Arroyo de la Luz – Brozas – Alcántara                           
Link: Extremadura I

Después de llevaros en el mes de junio por las callejas medievales de Cáceres y a la heroica soledad del castillo de Trujillo, esta vez viajaremos desde Cáceres hacia el noroeste de la Extremadura, casi hasta la frontera portuguesa. Cerca de Malpartida de Cáceres, las llanuras de encinas están cubiertas de rocas redondas que parecen pitas gigantes. Las cigüeñas omnipresentes han construido sus nidos por todas las partes. Vamos a velocidad reducida, adaptada a la paz y tranquilidad del paisaje extremeño, hasta llegar a nuestro primer destino.

Arroyo de la Luz, una villa de unos 7.000 habitantes, aparece algo dormida al calor de mediodía y a la primera vista no resulta muy espectacular.

Pero ya su nombre „místico“ indica que habrá algún tesoro oculto. Se trata de la parroquia Santa María de la Asunción que guarda uno de los más bellos retablos renacentistas de toda España. En el portal de la iglesia han fijado un pedazo de papel con la siguiente recomendación: „La llave de la iglesia pueden recoger en la comisaría de la policia en el Ayuntamiento.“ Este edificio se encuentra enfrente, a la derecha del templo, y es de reducidas dimensiones, así que no hay buscar demasiadamente hasta encontrar la comisaría que en realidad consiste de un solo policia. Este guardia es muy amable y parece alegrarse de la visita turística, ya que los crímenes no abundan en este rincón de la Extremadura y así se entretiene un poco mostrando la bella iglesia a los forasteros.

Toma la gran llave antigua de la parroquia y nos acompaña al templo. Cuando nos abre la iglesia, en el primer momento no se puede ver nada, las vidrieras son muy pequeñas y los ojos tienen que acostumbrarse a la oscuridad del interior. Vamos lentamente hacia el Retablo Mayor y después de echar una moneda de 1 Euro, se aclaran las tinieblas y se hace la luz: los colores y el dorado del Retablo Mayor iluminan la oscuridad. Entre las columnas del retablo podemos contemplar los 20 cuadros magníficos del pinto místico Luis de Morales „El Divino“.

Durante minutos contemplamos en silencio estas preciosas imágenes sagradas y nos preguntamos cuántos meses o años el pintor extremeño dedicó a esta obra maestra hasta concluirla en el año 1565. Es lamentable que ninguno de nosotros lleve consigo unos gemelos prismáticos para ver mejor los detalles de cada uno de los cuadros del retablo. De repente, se acabó el Euro y de un golpe vuelve la oscuridad y se apaga el brillo del tesoro oculto de Arroyo de la Luz – una visión fugaz de la eternidad celeste, de nuevo escondida ante miradas humanas. Fin de la representación divina.
El policía nos acompaña a la puerta y cierra de nuevo el escenario sagrado. Después de conversar un poco con él sobre la vida cotidiana en este pueblo, nos despedimos y nos dirigimos al noroeste.

Dentro de una hora llegamos a Brozas, un pueblo algo más pequeño que Arroyo de la Luz, pero más bonito y más turístico. Destacan muchas casas-palacios del Siglo de Oro porque en aquella época la villa de Brozas consiguió cierta riqueza por estar muy cerca de la „Ruta de la Plata“, la vía comercial importantísima de Sevilla a Salamanca y Santiago de Compostela.

La bella parroquia Santa María la Mayor de la Asunción, que casi tiene las dimensiones de una pequeña catedral, también da testimonio de la importancia que tuvo Brozas durante los siglos XVI y XVII. La puerta lateral está abierta. Al entrar, el interior parece más luminoso que en Arroyo de la Luz porque la piedra tiene un color muy claro.

Aquí también el enorme Retablo Mayor atrae todas las miradas. Es barroco y de aspecto muy original y singular. Es un retablo sin dorar – un hecho extraordinario en España – tallado de madera de cerezo y dominado de cuatro columnas colosales, cubierto de guirnaldas, cabezas de angelitos y decoración floral. En el centro destaca la escultura de María Santísima en su asunción, vestida de ropaje azul y burdeos y acompañada de angelotes. Nos acercamos más para poder ver mejor los detalles de esta maravilla de retablo y « refugio de ángeles » que nos fascina cada vez más.

Luego discutimos la cuestión, cuál de los retablos es más bello – el de Arroyo de la Luz o éste aquí en Brozas. El resultado de la votación es un 2:2. Muy contentos con el descubrimiento inesperado de la „pequeña catedral“ de Brozas seguimos nuestro camino que nos lleva ahora a un espectacular edificio profano.

Después de media hora llegamos al Río Tajo y la tercera y última etapa de nuestra excursión: el pueblo de Alcántara.

Bajamos directamente al río porque el monumento principal de este lugar arcádico situado en la soledad del extremo oeste de España, casi en la frontera portuguesa, es el más bello puente romano de la península ibérica.

Construído en los años 98 – 103 d.C. por orden del emperador romano Trajano quien había nacido en Sevilla, no pertenece a los puentes romanos más grandes, ya que sólo tiene unos 170 metros de longitud. Pero su altura de 61 metros es realmente impresionante y el arco de triunfo de Trajano (de 14 metros de altura) que se encuentra en el centro del puente es espectacular. Sin duda, cada visitante queda fascinado por la armonía arquitectónica de sus seis esbeltos arcos de granito que desde hace casi 2000 años se levantan encima de las ondas oscuras del Tajo. Parece que los dos milenios de historia apenas dejaron sus huellas en este edificio que se presenta perfectamente conservado. A ello no sólo han contribuído la dureza del material y la sequedad del clima, sino también su construcción tan genial y estable. Si existe el puente perfecto en este mundo: aquí se encuentra. Ya los contemporáneos de sus constructores en el Imperio Romano tuvieron la opinión que se trataba de un edificio de calidad extraordinaria. Pues, directamente enfrente del puente erigieron el pequeño templo sepulcral de su arquitecto Gaius Julius Lacer. Ese hecho demuestra que ya en tiempos de los romanos sabían valorar la suma importancia que tuvo este puente para fines militares y comerciales en la provincia de Lusitania. Sólo los esclavos que tuvieron que traer los bloques de granito supuestamente no querían valorar la belleza de este edificio que se hizo por el trabajo de sus manos.

Naturalmente, para los árabes este monumento tuvo una inmensa importancia estratégica y ellos dieron nombre a la villa, nombrándola simplemente „Al-Kantara“: el puente. También el Emperador Carlos V. admiraba este puente y en el año 1543 mandó su restauración. Desde entonces, su escudo, el águila bicéfala de los habsburgos, adorna el arco de triunfo de Trajano en el centro del puente. Naturalmente, el puente de Alcántara invita a contemplarlo detalladamente, a cruzarlo, tanto en coche como a pie, y a imaginarse las inmensas dificultades de su construcción en el primer siglo de la era cristiana en este valle fluvial tan escarpado. La estabilidad de la construcción que incluso hoy día permite que sea atravesada diariamente por autobuses y camiones resulta asombrosa.

Por la tarde, antes de la puesta del sol, encontramos el lugar ideal para una merienda en la colina a la izquierda del puente.

Con magníficas vistas al edificio romano que brilla a la luz del sol poniente, saboreamos especialidades regionales como chorizo, morcilla, pimiento, diversos quesos muy ricos. En el crepúsculo, ya bajo la influencia del fuerte tinto „Monasterio de Tentudia“ miramos hacia el puente de Alcántara, imaginando legiones romanas que cruzándolo.¿Cuántos ejércitos victoriosos o vencidos – desde la época de los romanos hasta la guerra de liberación contra Napoleón – habrán cruzado este edificio tan antiguo? ¿Cuántas veces galoparon los Caballeros de la Orden de Alcántara por este puente para llegar a su sede principal? Pero afortunadamente, también se transportaron mercancías tentadoras y pensamientos fecundos por este puente de España a Portugal y viceversa. Posiblemente, por aquí mismo transportaron los primeros granos de cacao (que antes habían traído de México) de Sevilla a Lisboa.

Probablemente, este puente también sirvió para intercambiar manuscritos de Averroes, Isidor de Sevilla o Gil Vicente. Como símbolo pacífico de progreso e innovación arquitectónica, este monumento vuelve a obtener importancia desde el año 1988, cuando la Fundación „San Benito de Alcántara“ concede por primera vez (y luego con periodicidad bienal) el „Premio Internacional Puente de Alcántara“. Este premio galardona obras públicas arquitectónicas recién construídas en España, Portugal y América Latina que destacan por su originalidad y estética, lo obtuvieron p. ej. el nuevo puente de Tampico (Mexiko) y el Museo Guggenheim de Bilbao. De esta manera, este perfecto edificio romano que tantas veces en la historia fue abusado para el transporte de tropas, se convirtió de nuevo en lo que era desde su construcción: un ejemplo modelo de la (lamentablemente rara) combinación de utilidad práctica y belleza estética en el ámbito de la arquitectura.

Texto: Berthold Volberg
Fotos: Manuel Valverde Ferrer und Berthold Volberg

Recomendaciones y Enlaces:
www.alextur.net
Una página web muy interesante que ofrece información rica y muy completa y una lista de todos los alojamientos en la Extremadura, de hoteles y hostales hasta casas e vacaciones, especialmente recomendable para la región del Parque Natural de Monfragüe, además ofrece todas las ediciones de la revista turística “Senderos de Extremadura” online desde 1999 y tarjetas postales virtuales de la Extremadura.

www.turismoextremadura.com
Magnífica Web con bonita música e informacon amplia – también en alemán e inglés – sobre alojamientos en la Extremadura, especialmente casas de campo que se alquilan. Además, hay un guía de Museos, recomendaciones de rutas de viaje, un „certamen fotográfico“ y un Buscador.

www.culturaextremadura.com
Ofrece informaciones y enlaces acerca de todos los Museos de la Extremadura y recomienda fiestas regionales y eventos culturales como conciertos, exposiciones etc.

Alojamiento:

Brozas:
Hostal La Posada*
Plaza de Obando
Tel. : 927-395019
Hostal sencillo y tranquilo, habitación doble con baño y desayuno: 40 Euro

Alcántara:
Kantara Al Saif**
Avenida de Mérida
Tel. 927-390246
Fax : 927-390833
habitación doble con baño y desayuno: 35 – 45 Euro

Oficina de Turismo de Alcántara:
Avenida de Merida Nr. 21
Tel. 927-390863

Convento San Benito de Alcántara:
Inmenso Ex-Convento, antiguo sede principal de la Orden de Alcántara,
parcialmente destruído por las tropas de Napoleon, reconstruido en el Siglo XX,
hoy sede de la Fundación San Benito de Alcántara.
En la primera semana de agosto suelen tener lugar actuaciones de teatro al aire libre delante del claustro renacentista del edificio.
Horario de visitas: véase lo indicado en la puerta del convento
Dirección:
C. Regimiento de Argel Nr. 43 – 45
10980 Alcántara
Tel. (0034)-927-390080


buscar

powered by google


guia/archivo

© caiman.de GbR - disclaimer - nosotros pa´rriba