logo caiman
caiman.de archivo

España: Carmen en Sevilla
La Ópera más popular en sus escenarios originales


Sevilla, todavía la ciudad más bella del mundo, siempre vale un viaje. Recomendamos visitar la metrópoli andaluza del arte urgentemente, antes de que el casco antiguo más grande de Europa pierda para siempre su aire romántico por culpa de estaciones hipermodernas del nuevo Metro que están construyendo y por el proyecto espantoso que amenaza con destruir la central Plaza de la Encarnación. Ahora se presenta una ocasión excepcional para visitar Sevilla, porque del 02. hasta el 12. de Septiembre de 2004 unos de los sitios más emblemáticos de la capital andaluza se convertirán en bastidores para la representación de la más romántica de todas las óperas: Carmen.

De todas aquellas óperas cuyo argumento está localizado en Sevilla (p.ej. „Don Giovanni“ de Mozart, „Il Barbiere di Siviglia“ de Rossini, el "Fidelio" de Beethoven y „La Forza del Destino“ de Verdi), la ópera "gitana" de Carmen es quizás la más popular. Es que ofrece muchas canciones eternamente de moda y melodías que incluso la gente que normalmente no escuchan óperas saben silbar o cantar. Sólo hay que pensar en el famoso coro de los toreros ("Toreador, en garde"), en el coro de niños gitanos en el primer acto, y naturalmente, en la magnífica „Habanera“, una de las más famosas arias del mundo de la ópera y un manifiesto romántico del amor apasionado que es „libre como un hijo de gitanos“ y no puede ser aprisionado por una relación oficial.

Por primera vez, esta ópera será representada completamente al aire libre en Sevilla y en los distintos escenarios donde se desarrolla la acción de la novela de Merimée y de la obra de Bizet – un proyecto tan ambicioso como arriesgado que evocará ilusión y entusiasmo entre los aficionados de la ópera por todo el mundo. Ya se han vendido más de 20.000 entradas. La idea de emplear el encanto incomparable de Sevilla que ha inspirado ese drama de amor, pasión y celos, (la novela de Merimée, la ópera de Bizet) como fondo y escenario natural para su representación, es tan evidente que uno se pregunta por qué no ha sido realizado ya antes.

Los organizadores de „Opera on Original Site Inc.“ bajo la dirección del Sr. Michael Ecker han proyectado ese evento cultural con mayúscula, apoyados por el Ayuntamiento de Sevilla, y han contratado para su realización dos estrellas de primera categoría y mucha experiencia con respecto a "Carmen": Lorin Maazel, Director de la Filarmónica de Nueva York quien dirigió la orquesta en la película "Carmen" de Francesco Rosi, y el director Carlos Saura, cuya versión flamenca de „Carmen“ (1983) se convirtió en una de las películas más exitosas y aclamadas de todos los tiempos. Para cada uno de los cuatro actos, los organizadores han elegido otro escenario dentro del casco antiguo de Sevilla: la antigua Real Fábrica de Tabacos (hoy Universidad), la Plaza de España, el Parque de María-Luisa y la Plaza de Toros.

Primer Acto: delante de la "Tabacalera"
Delante de este inmenso edificio, en superficie el segundo más grande de Espana después del Escorial y construído como Real Fábrica de Tabacos entre 1730-1760 por Sebastián van der Borcht, se encontrarán el escenario y más de 8.000 asientos para espectadores.

Todo el espectáculo tendrá lugar delante del portal de la Facultad de Derecho, donde normalmente entran estudiantes estresados para llegar a sus clases y exámenes. En el mismo lugar, actuarán las divas de la ópera y discutirán el excéntrico Lorin Maazel y el cabezón Carlos Saura los detalles de la puesta en escena. Finalmente, el coro de los niños gitanos anunciará la aparición de la Carmencita.

Tanto en la novela de Prosper Merimée como en la obra de Bizet, la protagonista Carmen trabaja como cigarrera en esta Tabacalera. Cuando se encuentran por primera vez las dos figuras principales de la ópera, Carmen, al pasar lentamente, echa una flor de acacia a la cara del soldado Don José, encendiendo el amor de éste, aunque trate en vano de resistir a la fuerza seductora de la bella gitana. Y luego tiene que detenerla, porque ella había herido a una colega con una navaja, ya que ésa la había ofendido, llamándola puta. Naturalmente, al final del primer acto, Carmen consigue hechizar tanto a Don José que ése la deja escapar. Podría haberse escondido en el parque enfrente. El mismo jardín lo tendrán que cruzar los espectadores en su camino al segundo acto para llegar a la Plaza de España.


Segundo Acto: Plaza de España
Ningún teatro de la ópera podría ofrecer un escenario tan pomposo como el amplio semicírculo de la monumental Plaza de España con sus dos torres airosas, el palacio central y sus arcadas y puentes adornados de azulejos.

En el sentido estricto, esta plaza no es un „escenario original“, ya que el segundo acto de la ópera está situado en una taverna de Triana y además, la Plaza de España data de 1929, mientras que el estreno absoluto de "Carmen" tuvo lugar ya en 1875.


El segundo acto está marcado por una fuerte tensión erótica, comienza la relación apasionada entre Carmen y Don José, el que se entrega totalmente a su deseo. Pero en la taverna, Carmen ya llega a conocer al Torero Escamillo y empieva a enamorarse. Es obvio que para Carmen, Don José es sólo una aventura amorosa entre otras, mientras que Carmen para él se convierta en el amor de su vida.

De todas maneras, la majestuosa plaza cuya arquitectura resulta a la vez representativa y encantadora, ofrece un ambiente típico del Sur y unos bastidores ideales para las danzas de las gitanas y la bellísima canción de Carmen „Les tringles des sitres tintaient“ – junto a la famosa „Habanera“ la más bonita aria de esta ópera.

Esperamos que todas las vallas que protegen las obras de renovación en muchas partes de la Plaza de España desaparecerán antes del 02. de Septiembre.

Tercer Acto: En el Parque María-Luisa
Para el tercer acto, el escenario se construirá enfrente de la plaza, a la altura de la entrada al Parque María Luisa. Estoy ya muy curioso por saber cómo los organizadores quieren convertir ese florido jardín subtropical en una austera región de montana (como está descrito en el libreto) - será un reto algo difícil.

Seguramente, para llevar a cabo ese magno evento cultural, en el que participarán los espectadores llevando ropa de gala, habrá que desterrar de este parque a los niños que suelen jugar aquí, familias que vienen aquí a merendar, futbolistas que practican el footing y homosexuales en busca de aventuras fugaces.

Contrariamente a los otros escenarios donde no es necesario, aquí sí tendrán que construir bastidores adicionales para las escenas decisivas en las que el honrado soldado Don José se convierte por amor a Carmen en un contrabandista y bandido, expulsado de la sociedad.

Pero ya no hace falta como antaño, preparar al espectador para que acepte el contenido „inmoral“ de la ópera Carmen, porque hoy día resulta más aceptable la idea del amor como deseo incondicional y la consecuencia de sacrificarlo todo por amor (o lo que uno piensa que puede ser amor). Durante el estreno en el 1875, la gente reaccionó de la manera más temida por Bizet .


El público en París, no exactamente famoso por su conducta moral estricta, vió un escándalo en esta obra protagonizada por la „puta gitana“ Carmen y el hombre honrado Don José que se convierte en bandido y hasta en asesino: los cantantes y el compositor fueron abucheados y los críticos rechazaron esta ópera como “folklore gitano”. El compositor Bizet no soportó ese fracaso total de su obra más importante y murió tan solo tres meses después del estreno. Ironía cruel de la historia de la música: hoy día esta obra "fracasada" es la ópera más exitosa y la más representada y su autor - si siguiera vivo - sería inmensamente rico.

Cuarto Acto: en la Plaza de Toros
Después del tercer acto habrá un largo descanso de unas dos horas y los espectadores serán invitados de callejear por el bonito Paseo en las orillas del Guadalquivir donde les esperan terrazas con bares de tapas y tiendas provisionales de recuerdos.

Además, coches de caballos estarán a su disposición para moverse por la ciudad como en los tiempos de Merimée o Bizet.

El final dramático en el cuarto y último acto se representará exactamente en el lugar previsto tanto en la novela de Merimée como en la ópera de Bizet: en la Plaza de Toros de Sevilla que ofrece sitio para 14.000 espectadores. Es la segunda más antigua del mundo, construída entre 1760 – 1780 en estilo barroco, y ya sirvió como escenario en varias películas, p.ej. en la versión de Carmen rodada por el italiano Francesco Rosi.

Ese cuarto acto tendrá como preludio adecuado una auténtica (aunque breve) corrida de toros – pero sin sangre, como subrayan los organizadores. Es la “puta” Carmen quien tendrá que morir en medio de la arena, no el toro. Pues, cuando Don José, maníaco por celos, descubre a su adorada Carmen yendo de brazo con su nuevo amante, el Torero Escamillo, en su marcha triunfal por la plaza de toros, la arrastra violentamente consigo, suplicándola que siga con él.

Sin embargo, ella, en un acto de rebelión emancipadora, grita furiosamente „¡No!“ y en el próximo momento, Don José, ya desesperado, la mata con su navaja y su sangre se derrama por la arena. Así concluye, como todos ya sabemos, uno de los dramas más representados de la literatura mundial. Y esperamos que en la bellísima Plaza de Toros de Sevilla, ideal para grandes óperas como ésta, en el futuro se derrame más san gre teatral que sangre de toros.
Ya se han vendido unas 20.000 entradas para ese espectáculo tentador de „Carmen“ por todo el mundo. Pero ahora tenemos el escándalo: todos los aficionados de Carmen se han alegrado demasiado pronto. El director estrella Lorin Maazel se encuentra indispuesto – así la explicación oficial. ¡El día 04. de Agosto se anunció de repente y sin más la suspensión del festival! Según esa versión oficial, el maestro, tuvo que someterse a una operación ocular y los médicos le prohibieron cualquier actividad. Pero habrá que preguntarse cuáles fueron las causas y razones verdaderas de la suspensión. Posiblemente, las obras del Metro eran la causa principal para suspender el festival, porque toda la Calle de San Fernando que se encuentra directamente al lado del primer escenario (la Tabacalera), está leventado y excavada.

Naturalmente, esas obras del Metro traen consigo un gran caos circular, inmenso ruido, polvo y vallas. Todo un ambiento poco ideal para representar óperas. Las obras del Metro y la restauración de Plaza de España podrían ser bien una causa callada para la suspensión de Carmen. También puede ser que los organizadores de „Opera on Original Site Inc.“ no hayan dispuesto de suficientes recursos para garantizar la pre-financiación de sueldos, organización y medidas de seguridad y el Ayuntamiento de Sevilla se haya negado de cubrir esas garantías. Habrá bastantes especulaciones acerca de las razones verdaderas de la suspensión, pero lo que queda cierto: para el sector del turismo en la ciudad de Sevilla esta suspensión significa un desastre catastrófico. Muchas de las entradas ya vendidas formaban parte de un „paquete Diamante“ ( precio: 2710,- €) que incluía alojamiento en un hotel y ahora serán canceladas. La acción de ofrecer ahora a los espectadores desengañados un reembolso de unos 50% de la entrada para el año 2005 - en caso de que renuncien al reembolso total de su dinero – resulta bastante dudosa. Y parece ya cínica llamarlo „Bono de Confianza“. Pues, ¿Quién va a creer que „Carmen en Sevilla“ tendrá lugar finalmente en septiembre del 2005, después de haber suspendido ya dos veces ese festival?

Y aunque en este caso, el Ayuntamiento no tiene/tenga la responsabilidad de ese fracaso escandaloso, parece repetirse aquí un estereotipo que muchos sevillanos admitimos francamente: Sevilla tiene un potencial increíble de arte y cultura, pero en relación a ese potencial (y en comparación con ciudades italianas, p. ej.) tiene una organización deficiente y un Marketing increíblemente malo de sus eventos culturales y su arte.
No obstante: incluso sin „Carmen“ Sevilla vale un viaje – pero hay que apurarse para llegar antes de que el encanto y la magia de esta ciudad estén destruídos por entradas hipermodernas del Metro-Eingänge y las ridículas « setas de hormigón » del bárbaro arquitecto Jürgen Mayer, las que crecerán pronto enfrente de la magnífica Iglesia renacentista de La Anunciación en la Plaza de la Encarnación. ¿Quién puede salvar Sevilla de semejantes barbaridades arquitectónicas ?


buscar

powered by google


guia/archivo

© caiman.de GbR - disclaimer - nosotros pa´rriba