ed 12/2015 : caiman.de

revista cultural y de viaje sobre latinoamerica, españa y portugal : [edición actual] / [primera página] / [archivo: edición/país/columna]
deutsch// 


[art_1] España: Santa Eulalia y su Templo en Mérida
 
Érase una vez una brava niña de doce años la que el día 10 de diciembre del año 304 aparició ante el casi todopoderoso gobernador romano en la capital de la provincia Lusitania, Augusta Emerita (Mérida), empezó a insultarle (y con él todo el Imperio Romano) y arrojó una escultura representando un dios romano al suelo. La pequeña, formando parte de una familia clandestinamente cristiana, acusó al administrador de la gran Roma por perseguir cruelmente a los cristianos, de hecho fue la época de la última persecución de los cristianos durante el imperio del Emperador Diocleciano. Según la leyenda la chica lanzó el grito: "¿Quereis matar a cristianos? ¡Aquí estoy!" Y deliberadamente, la niña Eulalia se entregó a su martirio, del que esperaba su salvación.

Hasta el día de hoy, Santa Eulalia es la mártir más popular de España y la patrona de la ciudad de Mérida, capital de la Extremadura y asímismo patrona de la capital de Cataluña. En Barcelona la Catedral lleva su nombre: Santa Eulalia. Aunque haya dos leyendas de dos Santas Eulalias (en Mérida y en Barcelona), actualmente la mayoría de los historiadores, debido a la gran semejanza de las dos leyendas y datos biográficos de las dos heroínas (Eulalia de Mérida: 292 - 304; Eulalia de Barcelona: 290 - 303), están convencidos de que se trate de sólo una y la misma Santa.

[zoom]
[zoom]

Desde luego su destino, su martirio voluntario no parece digno de ser imitado, porque las torturas que la pobrecita tuvo que sufrir según la leyenda antes de poder descansar en paz, hacen estremecerse de horror hasta las almas más inclementes. Hay distintas versiones de su martirio, quizás la más detallada y horrible la ofrece el poeta romano-cristiano Prudencio. Sirvió como propaganda cristiana, ensalzando la pasión dramática de una virgen mártir para contribuir a la conquista de almas para la nueva religión victoriosa. Según el relato de Prudencio, empezaron con la tortura de dar latigazos a la pobre Eulalia, luego le cortaron los pechos y con tenazas ardientes cortaron trozitos de carne de muchas partes de su cuerpo. Después quemaron sus heridas sangrientas con las llamas vivas de antorchas y quemaron su cabello. Al final, como seguía viva, arrojaron su cuerpo pequeño a un horno. Un par de minutos después, según la leyenda, una paloma blanca salió volando del horno cerrado (según otras narraciones de la boca de la quemada) y escapó volando al Cielo. Prudencio escribió que la niña ni siquiera empezó a llorar, soportó todas las torturas sin apenas quejarse e incluso se acercó a las llamas llena de anhelo de padecer el martirio. Cabe preguntar si un sacrificio tan monstruoso de verdad es del agrado de un Dios del Amor. Normalmente Eulalia debió estar muerta después de la primera tortura (no olvidemos que no se trata de un gladiador, sino de una chiquilla de doce años), pero la leyenda quiso convertirla en una mártir triple para demostrar la invencibilidad de la nueva fe cristiana (tantas veces no tan cristiana).

[zoom]
[zoom]

Durante el Siglo IV, despues de que la religión cristiana haya sido permitido oficialmente por el Emperador Constantino (año 313) y luego haya sido declarado religión oficial y única del Imperio Romano, empezaron a construir en el lugar del martirio de Santa Eulalia una iglesia humilde y la declararon patrona de la ciudad de Mérida. En el Siglo VII los visigodos remplazaron ese templo pequeño por una Basilica monumental. Un par de décadas más tarde, en el año 712, Mérida fue conquistada por los árabes musulmanes y a partir del Siglo IX la Iglesia de Santa Eulalia apenas se utilizó como templo para las misas, el edificio se estaba convirtiendo lentamente en una ruina.

Actualmente los restos de la Basilica visigoda que construyeron en los Siglos VI y VII se pueden contemplar en la cripta del templo, donde se conservan los muros del ábside y un par de sarcófagos y columnas. En el centro se eleva una columna posterior que muestra cabezas de niños. Los magníficos frescos en la cripta que representan Santa Ana y San Martín, acompañado por un caballo graciosísimo, no datan de la época pre-islámica, sino fueron pintados después de la Reconquista.

[zoom]
[zoom]

Después de que Mérida haya sido conquistada en el año 1230 por el Rey de Castilla, Alfonso IX., los castellanos cristianos se dedicaban a reconstruir la antigua Basilica de Santa Eulalia. El conjunto arquitectónico que visitamos hoy data sobre todo del Siglo XIII, siendo una mezcla de románico tardío y gótico temprano. Hasta en el Siglo XV seguían cambiando el conjunto, añadiendo elementos arquitéctonicos según la moda de la época.

En la época del Renacimiento colocaron en el lugar donde había estado supuestamente el horno del martirio donde habían quemado la Santa, un templo diminuto llamado "Hornito" empleando columnas romanas. Al final el pagano Imperio Romano que la sentenció a morir, ha alcanzado de nuevo a Santa Eulalia, al menos arquitectónicamente. Es que sin Roma en Emerita Augusta, la ciudad española que más monumentos romanos tiene dentro de sus murallas, no funciona nada.

Texto + Fotos: Berthold Volberg

Recomendaciones y enlaces:
Basilica de Santa Eulalia:
Horario: Junio-Septiembre: de 9.30 - 13.30 horas y de 17.00 hasta 19.30 horas; Octubre-Mayo de 9.30 - 13.30 y de 17.00 hasta 18.30 horas. Entrada 3 Euros

Alojamiento en Mérida:
Hotel Cervantes, (muy cerca de la Iglesia de Santa Eulalia), Calle Camilo José Cela 10, 06800 Mérida, Tel. 924-314961 y 924314901. Hotel sencillo y bueno de dos estrellas situado en una calle céntrica, habitación sencilla 35 Euros, dispone también de Bar / Restaurante.
informacion@hotelcervantes.com
www.hotelcervantes.com

Gastronomía en Mérida:
Bar de Tapas "Diana", justamente detrás del tempo romano de Diana. Especialmente recomendable el Menú de 5 Tapas a elegir (12 - 15 Euros). Delicias: las berenjenas fritas a la miel, el Bacalao con salsa de avellanas, la Carrillada de ibérico al tinto.

[print version] / [archivo: españa]

 

 

  escuelas//de//idiomas 


© caiman.de : [disclaimer] / [imprint]