ed 12/2008 : caiman.de

revista cultural y de viaje sobre latinoamerica, españa y portugal : [edición actual] / [primera página] / [archivo: edición/país/columna]
deutsch// 


[art_2] España: El bellísimo Jardín Botánico de Puerto de la Cruz

Los que estén buscando en el balneario Puerto de la Cruz (Isla canaria de Tenerife) un par de horas lejos de bares, sol y surfistas, y ya hayan caminado por los bosques de pinos canarios y por el Parque Nacional de las Cañadas del Teide o el Barranco de Masca, después de la exkursion cultural obligatoria a La Laguna, también en el Puerto pueden hacer algo aparte de playa y mar.

Recomendamos la visita del Jardín Botánico. El "Botánico" de Puerto de la Cruz es el segundo más antiguo de España después del que se encuentra en la capital Madrid. Fundado ya en el año 1788 por una iniciativa del Rey Carlos III., el que quería instalar en esa isla en el Atlántico a la altura del Sur de Marruecos un parque provisional de plantas exóticas importadas de diversas partes del mundo para acostimbrarlas poco a poco al clima de España. Con ese fin encargó a Don Alonso de Nava, crear en el Puerto de La Orotava (hoy Puerto de la Cruz) un "Jardín de Aclimatación" para las plantas que iban a ser trasladadas más tarde a las residencias reales de Castilla. Aunque ese plan fracasó porque muchas de las plantas tropicales importadas que se dan bien en el clima magnífico de Canarias, no podían sobrevivir al aire libre durante los largos y fríos inviernos de la Meseta castellana.

Frangipani [zoom]
Heliconia [zoom]

No obstante, el deseo del Rey de tener plantas exóticas nos regaló la creación de uno de los jardines botánicos más interesantes. No destaca por su tamaño (más bien modesto con sus actuales 20.000 metros cuadrados), sino por su vegetación densa y llena de ejemplares botánicos de gran belleza o rareza, procedentes en su mayoría de regiones tropicales. Naturalmente, en esa colección exclusiva no debía faltar una especie de fanerógamas que posiblemente tiene el perfume más seductor de todas: la Frangipani, importada de México y América Central. Sus flores elegantes de colores blanco, rosa o amarillento (esas últimas parecidas a la flor de vainilla), sobre todo de noche exhalan un perfume tan intenso como jazmines, y a la vez más rico de matices. No es sorprendente que los Indios de América Central y de las Islas del Caribe utilizaron agua aromatizada con flores de Frangipani y que después del descubrimiento de América esas flores se convirtieron en un componente indispensable para la creación y fabricación de "Eau de Parfume" en Europa.

Estrelitzia [zoom]
Calliandra [zoom]

Hoy día se encuentran muchísimos arbolitos de Frangipani en Tenerife, así como numerosos ejemplares de otra flor exótica, convertida ya en un símbolo de Canarias: la estrelitzia (también llamada flor de Paraíso). Pero como la Frangipani, tampoco la estrelitzia es autóctona de las Islas Canarias, sino fue importada hacia finales del Siglo XVIII desde Sudáfrica.

Si no se trata de especies endémicas de Canarias como la palma real – la abundante mayoría de las plantas aquí expuestas en el "Botánico" habrá llegado de los Virreinatos españoles en América. Entre las especies importadas hay árboles frutales como tomate de árbol y árboles de Mango, Papaya y Aguacate (muchos turistas del norte que desde años suelen comprar esas frutas en los supermercados, aquí verán por primera vez el árbol entero) al lado de plantas de adorno (heliconias, caliandras, santas noches).

Lagarto [zoom]
Bananero [zoom]

Y entre todas las flores y hojas se puede descubrir de repente representantes de la Fauna canaria: hay que mirar dos veces para distinguir entre tantas hojas y semillas en el suelo los lagartos endémicos, que se esconden en esa jungla artificial.

Se puede caminar por ese parque también sin el afán de instruirse en la botánica, simplemente disfrutando la riqueza del colorido de tantas flores, el concierto de luces y sombras que se reflejan en las hojas y los miles matices del color verde. Destaca el gran número de distintas palmeras de abanico (hay aquí muy diversas especies de casi cada continente) y de bananeros.

Sin embargo, la joya indiscutible del Jardín Botánico de Puerto de la Cruz es un monumental Ficus macrophylla (higuera de Lord Howe) con sus raíces aéreas espectaculares y enormes dimensiones. Tal vez pertenece a las plantas de la época de la fundación del jardín y fue plantado ya a finales del Siglo XVIII. Importaron ese monumento de la naturaleza de la remota Isla de Lord Howe, un patrimonio natural aislado como pocos lugares del planeta y situado lejos de la costa del este de Australia donde hay (como en Canarias) muchas especies endémicas.

Ficus macrophylla [zoom]

En general, el Botánico de Puerto de la Cruz parece bien ordenado, a pesar de la densa plantación, pero a veces sería bonito si ofrecieran algo más de información a los visitantes, p. ej. la (estimada) antigüedad, altura del tronco, período de floración, rareza etc. De todas maneras, también fuera del Botánico se puede descubrir plantas bellísimas, raras y exóticas en casi cualquier esquina, ya que la isla entera de Tenerife es como un inmenso Jardín Botánico.

Texto + Fotos: Berthold Volberg

Horario: 9.00 – 18.00 (Octubre – Marzo) y 9.00 – 19.00 (Abril - Septiembre)
Entrada: 3 Euros
Dirección: C. Retama 2, Puerto de la Cruz
Tel. ++34-922383572
Correo electrónico: jao@icia.es

[print version] / [archivo: españa]

 

 

  escuelas//de//idiomas 


© caiman.de : [disclaimer] / [imprint]