ed 11/2015 : caiman.de

revista cultural y de viaje sobre latinoamerica, españa y portugal : [edición actual] / [primera página] / [archivo: edición/país/columna]
deutsch// 


[art_1] España: Fuente de Cantos - visitamos el lugar de nacimiento del genial pintor barroco Zurbarán
 
Hace un par de semanas la ciudad de Düsseldorf recibió una visitante muy ilustre: la Reina Leticia de España inauguró una exposición de arte aún más ilustre, concebida con motivo del 350. Aniversario de la muerte  del gran Francisco de Zurbarán (1598 - 1664). Esa muestra reune más de 70 obras suyas y casi 10 de su hijo Juan. Antes de llegar a Alemania, la exposición se presentó en Madrid. Con la "conquista" de esa exposición de pinturas tan importante como magnífica la ciudad de Düsseldorf, normalmente a la sombra eterna de Colonia (la metrópoli cultural de Alemania), ha logrado presentar un evento magno de arte.

De los diez mejores pintores barrocos de Europa, la mitad fueron sevillanos de nacimiento o pertenecieron a la Escuela Sevillana. Velázquez, Murillo, Valdés Leal y Francisco de Herrera (el Joven) nacieron en Sevilla y pasaron al menos su juventud, si no su vida entera en la capital andaluza, mientras que Francisco de Zurbarán pasó casi toda su vida  en esa metrópoli de la pintura, pero sin haber nacido en Sevilla. Zurbarán nació en un pueblo humilde y apartado  en el Sur de la Extremadura, ahora vamos a visitarlo, en honor del maestro.

[zoom]
[zoom]

Cuando nos acercamos a Fuente de Cantos  caminando por la Vía de la Plata (el Camino de peregrinación que va desde Sevilla a Santiago), desde lejos parece  como cualquier pueblo en las soledades arcádicas de la Extremadura, una región que es una de las menos pobladas de Europa. Sólo la Parroquia de ese pueblo de 5000 habitantes nos parece más monumental que en los pueblos vecinos. Por lo demás: Fuente de Cantos se presenta como un típico lugar de la región: estrechas callejas blancas se abren ante los recién llegados caminantes, el tiempo parece haberse detenido y reina la tranquilidad, la docena de cigüeñas en sus nidos arriba en la torre y techo del templo  observa de manera impasible todo lo que pasa abajo. Aquí nació el genio enigmático  Zurbarán en el año 1598, pero siendo aún muy joven abandonó su hogar para buscarse la vida en Sevilla, la gran metrópoli de las Indias.

[zoom]
[zoom]

En aquella época, Sevilla también fue el centro de la pintura barroca, y hoy día la ciudad se queja de que siendo la patria del pintor más genial (Diego de Velázquez nació allí un año antes que Zurbarán), sólo han quedado aquí tres cuadros de Velázquez (y no efectivamente los mejores) . Sin embargo, el destino de Fuente de Cantos es aún más duro: aquí no hay ningún cuadro del hijo más grande de la región, Francisco de Zurbarán. Sus obras más importantes se encuentran hoy en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, en el Monasterio monumental de Guadalupe en el este de la Extremadura, así como distribuidas por todo el mundo después de los saqueos de las tropas napoleónicas en 1810: están en el Louvre de Paris; han llegado a los Museos del Prado o Thyssen-Bornemisza, Madrid; a la National Gallery, Londres; a la Hispanic Society, Nueva York; o están en la   Catedral de Sevilla, y en las Iglesias sevillanas de San Esteban o La Magdalena etc.).

Sin embargo, en Fuente de Cantos intentan bravamente promocionar actividades en conmemoración de su gran hijo Zurbarán sin tener ni un cuadro original suyo. Pero se puede visitar su casa natal en la Calle Águilas 37 (aunque actualmente cerrada por obras de restauración) y al lado de la Iglesia en el "Centro Zurbarán" presentan información abundante acerca de vida y obra del Maestro, así como los resultados (algunos espectaculares) del concurso de pintura "Siguiendo las huellas de Zurbarán". Todos los admiradores de Zurbarán pueden participar cada año con sus pinturas a fin de conquistar el premio de la municipalidad. Las obras más importantes  e innovadoras se exponen aquí en el Centro  y hay de todo - desde copias muy logradas de pinturas de Zurbarán al lado de dibujos de niños que muestran monjes o Hércules e incluso creaciones vanguardistas inspiradas en algún leitmotiv de Zurbarán como el Agnus Dei o un monje cartujano. Para muchos jóvenes en esta provincia, el Centro Zurbarán será su primer encuentro, quizás decisivo, con la cultura y sabiduría de historia del arte.

[zoom]
[zoom]

No sin orgullo, una estudiante muy simpática explica el concepto de este centro cultural ambicionado en un pueblo tan apartado a los visitantes  y subraya con entusiasmo los detalles que convierten a Zurbarán en un pintor moderno y espectacular - incluso en el Siglo XXI y a pesar de tantos prejuicios contra su obra (y contra el arte del Barroco en general).

Es lamentable que en la llamada  modernidad de los siglos XX y XXI, Francisco de Zurbarán haya sido criticado tan injustamente como muchos otros pintores barrocos  (p. ej. Murillo) por historiadores del arte. Los mismos que atacaban a un artista tan virtuoso como Murillo (véase Caiman: "Galopines en cuadros barrocos" !), reduciéndole a pintor de angelotes e Inmaculadas, también declaraban a Zurbarán como "pintor der monjes", como si no hubiera pintado nada más. De hecho el genio misterioso de Fuente de Cantos presenta en sus cuadros cientos de monjes y santos iluminados y rodeados por las tinieblas del mundo, de verdad parecen brillar por una extraña luz interior, contrastando con la oscuridad del fondo. Naturalmente, Zurbarán era un hombre religioso, tenía que serlo. Pero también hay que subrayar que haya pintado lo que le pidieron sus compradores y un pintor que no consiguió conquistar una posición en la Corte como pintor de cámara (como sí lo logró su amigo Velázquez), tenía que pintar santos, Vírgenes y monjes para conventos y templos de peregrinación. Cabe preguntar cuál era el mayor desafío artístico: ¿pintar cien monjes diferentes llevando siempre los mismos hábitos blancos, pero con gestos y miradas en distintas fases de meditación o éxtasis o pintar cien veces al mismo Rey llevando distintas vestiduras?  Al contemplar una pintura de Zurbarán queda claro que no importa quien fue la persona retratada - ningún otro pintor supo presentar los detalles de vestiduras como él. Los vestidos elegantes de sus santas aristocráticas parecen fotografiadas. Cada detalle, cada pliegue y volante de los vestidos, cada perla, cada adorno bordado está tan natural que esperamos que la retratada salga del cuadro en el próximo momento. Ese naturalismo es típico del Barroco Sevillano en general, pero exceptuando a Velázquez, ninguno en Sevilla supo pintar tantos detalles diminutos de manera tan perfecta como Zurbarán. Por ello, el título de la exposición de Düsseldorf  "Zurbarán - Maestro de los detalles" resulta muy acertado.

Sus santas y mártires femininas se presentan, contrariamente a sus monjes, no vestidas de humildes hábitos de penitencia, sino casi como unas modelos andaluzas en una pasarela, listas para pisar el escenario del Gran Teatro del Mundo. "Santa Dorotea" y "Santa Casilda" son sus retratos más logrados de damas santas llevando vestidos de lujo, el brillo de pañuelos de seda de colores elegantes compite con brocado de oro, perlas  y collares.

Observamos una contradicción interesante entre firmeza interior y porte exterior, que se repite en muchos de esos retratos femininos. Zurbarán presenta damas muy serias y conscientes de su propio valor, pero a la vez las muestra con gestos de humildad, pero vestidas como reinas.

[zoom]

Zurbarán es sobre todo un maestro del color blanco. Ningún otro pintor ha conseguido pintar el color blanco con tantos matices diferentes. En los cuadros de Zurbarán el blanco no es uno, sino mil colores. Encontramos el blanco amarrillento de una vieja bobina de papel, el blanco de cera de los hábtios de los monjes cartujanos,  con sus pliegues y matices grisáceos, el blanco casi azulado del cuerpo muerto de Cristo en la cruz, y el blanco radiante, iluminado de los ropajes de santos. Sí, para Zurbarán, la blancura es ante todo el color de la santidad, símbolo de la eternidad. En sus obras maestras, la "Apoteosis de Santo Tomás de Aquino" (1631, Museo de Bellas Artes, Sevilla), los grupos de monjes amparados por el manto de la "Virgen de las Cuevas", el "Cristo crucificado"  (1644/1655, ambos también en el Museo de Sevilla) y  "Entierro de San Bonaventura (Louvre, Paris) el blanco de  Zurbarán, el blanco de sus santos parece brillar desde dentro, como un eco de la luz eterna del más allá ilumina no sólo el cuadro, sino la sala donde se expone como si fuera una farola.

[zoom]
[zoom]

Blanco es el color de la esperanza que cree en una vida eterna después de la muerte y - da igual si el que contempla el cuadro también cree en esa eternidad o no - ése es el legado de Zurbarán.

[zoom]

Y Fuente de Cantos, su humilde lugar de nacimiento, vale una visita, aunque no guarde ningún cuadro original suyo. El retablo mayor renacentista del Siglo XVI en la Parroquia sería digna de una  Catedral  y el paisaje romántico  de la Extremadura en sus alrededores, con sus encinares inundados de luz es una obra de arte natural, la que en su armonía eterna no necesita pintores, sino más bien otorga inspiración a pintores.

Texto + Fotos: Berthold Volberg

Recomendaciones y enlaces:
Centro Zurbarán en Fuente de Cantos: Entrada libre, Horario 10 - 14 horas y 16 - 19 horas (lunes cerrado), durante verano hasta las 20 horas.

Albergue (de peregrinos) en Fuente de Cantos: "El Zaguán de la Plata", C. Llerena Nr. 40, Tel. 678-277716,
Un albergue bellísimo con un jardín paradisíaco, piscina y terraza, un diminuto Museo de agricultura tradicional y costumbres populares, acogida muy amable por los hospitaleros  que explican todo con paciencia y sabiduría. Hay cocina e Internet, así como lavadora y secadora de uso gratuito. Habitación sencilla18 Euros, 12 Euros en una habitación compartida.

Restaurante "El Gato": (hay dos del mismo nombre y del mismo dueño): en ambos lados de la N630 , Calle Real 37, hay Menú económico y sabroso, recomendable todo que sea del cerdo ibérico de Pata negra, p.ej. el "Secreto Ibérico"

Stiftung Museo Kunstpalast Düsseldorf:
Exposición "Zurbarán - Maestro de los detalles" desde 10.10.2015 hasta 31.01.2016. cada día menos lunes de 10 a 18 horas
D 40479 Düsseldorf
T +49 211 566 42 100
info@smkp.de
www.smkp.de

Museo de Bellas Artes (Sevilla): http://www.juntadeandalucia.es/cultura/museos/MBASE/

[print version] / [archivo: españa]

 

 

  escuelas//de//idiomas 


© caiman.de : [disclaimer] / [imprint]