ed 10/2015 : caiman.de

revista cultural y de viaje sobre latinoamerica, españa y portugal : [edición actual] / [primera página] / [archivo: edición/país/columna]
deutsch// 


[art_1] España: Aventura sacra siguiendo la flecha amarilla
Caminando por la Vía de la Plata
 
6 de Junio de 2015. Esta ruta de peregrinos es mucho menos popular que el Camino Francés, el sendero principal, el que lleva a los peregrinos por el Norte de España desde los pueblos Roncesvalles o Somport en los Pirineos vía Burgos y León hasta Santiago de Compostela. Pero la aventura que comienza al lado de la Puerta del Nacimiento (o Puerta de San Miguel) de la Catedral de Sevilla mirando a una concha jacobea grabado en una losa del suelo, llevará al peregrino por casi 1000 kilómetros, siendo el más largo de todos Caminos a Santiago...

Como casi todos los que se plantean a caminar por este sendero en el extremo oeste de España que lleva por inmensas soledades, ya había terminado antes el Camino Francés. Pero tener esa experiencia me servía bien poco, porque la Vía de la Plata que recorre toda la Extremadura (Nomen est Omen!) es realmente otro calibre de camino. Sin embargo, el comienzo de la ruta en la ciudad más bella del mundo, la capital andaluza Sevilla, que durante un día caluroso de junio hechiza con toda su luz y alegría, siembra la euforia hasta en los corazones más apáticos y las almas más tristes. Y en mi caso mucho más, ya que mi "peña" de amigos sevillanos iba a cumplir con su promesa de acompañarme durante toda la primera etapa (22 kilómetros) hasta Guillena. Nuestro grupo de peregrinos consiste de Manuel, el que me había enseñado a bailar Sevillanas, Jerónimo, especialista en barritas energéticas, la italiana Silvia, la cantante Carmen, la que insiste en llevar un tambor azteca para marcar el ritmo (es que siempre ha tenido un gusto muy cosmopólito) y Angélica, la que renuncia al privilegio de ir a pie. Ella va en coche a Guillena, "para buscar y reservar un restaurante" y para luego llevar a todos los de Sevilla a su casa.

[zoom]
[zoom]

A las 6 de la mañana del 6 de Junio nos acercamos con nuestras mochilas que llevan la concha jacobea a la Catedral de Sevilla. Y a las 6 y 20 nuestras manos enmarcan la concha grabada en una losa del suelo delante de la Puerta de Nacimiento ( también llamada Puerta de San Miguel) de la Catedral sevillana. Aquí mismo cantamos la primera canción escogida por Carmen para formar parte de nuestro programa de cánticos de peregrinos, aunque bien mirado no es una canción de peregrinos, sino un cántico antiguo de la Navidad alemana: "Es ist ein Ros entsprungen" ("Nació una Rosa"). Con este cante tan bello como raro en alemán llamamos la atención de los últimos noctámbulos y juerguistas cansados que van paseando por la Avenida y recibimos miradas curiosas, pero también insensibles.

Finalmente nos lanzamos al Camino. Atravesamos el antiguo Puente de Triana mientras que el sol está saliendo. En la Calle Castilla en Triana una última mirada a un típico Patio andaluz lleno de sombra y plantas verdes - en ese momento aún no sabía, cuánto iba a echar de menos la más mínima oferta de sombra durante las tres próximas semanas. Al salir de Sevilla posamos delante de un Grafito que muestra el lema de Sevilla (No8Do) y encima la fachada de la Catedral de Santiago y a la derecha el lema del peregrino "Buen Camino!", así como la concha amarilla como un sol saliente estilizado.

Después de pasar por un rincón de la zona de la Expo Universal de 1992 ya hemos dejado atrás Sevilla y caminamos por la vegetación de las riberas del Guadalquivir, rodeados de cañas y adelfas. El Sol todavía retiene su calor, pero a partir de las 11 las temperaturas subirán unos 5 grados cada hora, hasta alcanzar o pasar los temidos 40° grados.
Antes de que empiece la calor nos paramos, porque un lugar sagrado requiere una visita obligada.

El Monasterio jerónimo de San Isidoro del Campo guarda en su interior un sinfin de tesoros de ARTE. Por fuera parece austera esa construcción gótico-mudéjar. Pero al descubrir su interior, San Isidoro del Campo puede causar vértigo al visitante por la plenitud de tantas obras de arte de primera categoría. Para mí es un escándalo que ese antiguo Monasterio en un pueblo en las afueras de Sevilla no sea ya oficialmente Patrimonio Universal de la UNESCO. Eso sí, para nosotros ahora mismo es una suerte que este monumento esté tan poco frecuentado por turistas y ni siquiera por peregrinos (muchos pasan por Santiponce cuando San Isidoro está todavía cerrado y siguen en vez de esperar). Ahora tenemos el privilegio de encontrarnos aquí totalmente solos (!) en este laberinto de tesoros ocultos. Especialmente Jerónimo está muy emocionado, porque ha entrado hoy por primera vez. En el claustro meditamos delante de un laberinto enigmático, en cuyo centro se encuentra una estrella mudéjar de ocho rayos que encierra un trébol de cuatro hojas y discutimos acerca de su sentido. Después contemplamos casi riéndonos las cabezas graciosas de angelitos en los frescos de las bóvedas y la paloma del Espíritu Santo que parece lanzarse como un misil a todos los que entran aquí.

[zoom]
[zoom]

En la sacristía Carmen decide espontáneamente, que aquí sea un lugar digno para cantar nuestro segundo cántico de peregrinos. Nos colocamos delante del retablo de la Virgen de la Antigua y empezamos a cantar "Cuncti simus concanentes - Ave María". Bueno en realidad fingimos cantar para dar el protagonismo merecido a la bella voz de Carmen.

Manuel deja un ramo de flores cosechados del campo por donde hemos pasado a los pies de la Virgen como sacrificio y cuando terminamos nuestro canto y nos miramos, todos tenemos lágrimas en los ojos, la atmósfera mística del monasterio y la voz de Carmen no dejaban hacer impresión.

[zoom]

Hemos reservado lo mejor para el final: el magnífico retablo mayor del genio Juan Martínez Montañés, tallado entre 1609 y 1612 en estilo protobarroco. Fue parte del contrato la exigencia explícita que cada escultura y cada relieve debían ser tallados por el maestro mismo, "sin que nadie le ayude". Debido a la perfecta armonía de sus proporciones y la expresividad de sus esculturas se considera uno de los retablos más importantes de Europa. Parece una inmensa pared dorada, en cuyo centro se encuentra de rodillas San Jerónimo como penitente casi desnudo de piel rojiza, y desde la cumbre nos saludan la Virgen María y las cuatro virtudes cardinales con sus rasgos nobles: justicia, prudencia, fortaleza y templanza.

[zoom]
[zoom]

Con respecto a las temperaturas, de templanza ya nada. Al salir del recinto sacro, nos sentimos de repente como dentro de un horno - y todavía nos falta más de la mitad del Camino para llegar. Lentamente nos arrastramos hacia la salida del pueblo, ya empapados de sudor, y momentáneamente no muy motivados. Cuando estamos pasando al lado del último bar de Santiponce, casi enfrente de la entrada a la ciudad romana Itálica, de repente se nos acerca un jubilado que se presenta como el filósofo del pueblo y nos grita, "¡Ánimo!" Antes de que podamos rechazarlas, nos entrega cinco jarras llenas de cerveza. Aceptamos fácilmente y luego aceleramos por breve tiempo nuestro ritmo, para luego dejarnos caer en una lentitud preocupante. Ahora hay que superar una etapa sin piedad, una pequeña estepa que ya se presenta como si fuera el páramo castellano que se extiende sin árboles hasta el horizonte. Esto ya no parece la Provincia de Sevilla. La luz es tan cegadora que hasta las gafas más oscuras para el sol no pueden ayudar, la temperatura del agua mineral en nuestras botellas de plástico se acerca a los 60° grados - ¡vaya refresco! Avanzamos tan lentamente como caracoles comatosos por el sendero sin fin lleno de polvo.

[zoom]
[zoom]

En esta situación, Jerónimo intenta animarnos repartiendo barritas energéticas a base de frutos secos - "totalmente nuevas, muy diferentes a todas las que conoceis", ensalza su descubrimiento. Nos imaginamos que ese nutrimiento nos dé energía de verdad y llegamos finalmente a encontrar la única sombra entre Santiponce y Guillena, un bosque diminuto, donde descansamos un cuarto de hora antes del esprint final.

Los últimos tres kilómetros de nuevo nos exigen mucho, el Camino nos lleva por una llanura sin árboles donde sólo crecen cácteas llenas de telarañas. Ya hemos bebido el último trago de agua muy calentita cuando finalmente llegamos a pasar la primera calleja blanca de Guillena - puntualmente para el almuerzo sobre las tres de la tarde. Suena el móvil de la Carmencita y nuestra amiga Angélica nos dirige para llegar al Restaurante "El Poli", donde nos dedicamos a comer un menú bien abundante (y bien merecido).

Después cualquier movimiento será imposible y nos sentamos para una Siesta, quitándonos las botas tan pesadas. Antes de que se despidan mis amigos, vamos un par de metros y delante de la Parroquia Virgen de la Granada (cerrada) cantamos el tercer y último cántico medieval del programa de Carmen.

Al caer la noche, la "peña" vuelve a Sevilla y todos mis amigos sevillanos han contribuido para hacer este primer día en la Vía de la Plata inolvidable: Manuel ha cosechado las flores para la Virgen en Santiponce, Carmen ha contribuido el programa de cánticos de peregrinos y su arte de cantar, Angélica la organización del bienestar culinario y el transporte de los sevillanos, Jerónimo las barritas energéticas de emergencia, y Silvia la crema de Aloe Vera para los pies. Y seguramente fuimos el único grupo de peregrinos en el Camino a Santiago, el que caminaba al ritmo de un tambor azteca.

Texto + Fotos: Berthold Volberg

Recomendaciones y Enlaces:

www.sevilla.es

Templos
Para peregrinos, los Templos más importantes de Sevilla, aparte de su grandiosa Catedral son los siguientes: Iglesia del Salvador (Capilla de Jesús de la Pasión), Basilica del Gran Poder, Basilica de la Esperanza Macarena, Iglesia de San Antonio Abad, Capilla de los Marineros (Esperanza de Triana), Capilla del Patrocinio (Cristo de la Expiración).

Templo en Santiponce:
Monasterio San Isidoro del Campo: construido en la típica mezcla de estilos gótico y mudéjar, en su interior guarda un sinfín de obras de arte de primera categoría: Frescos como la gigantesca presentación de la Sagrada Cena en el Refectorio, las nubes de angelitos en los techos o el laberinto enigmático en el claustro.

Entrada libre (por qué?)

Del 1 de octubre al 31 de marzo:
• Lunes y martes : cerrado
• Miércoles y jueves: 10,00 a 14,00
• Viernes y sábados :10,00 a 14,00 y de 16,00 a 19,00
• Domingos y festivos: 10,00 a 15,00

Del 1 de abril al 30 de septiembre
• Lunes y martes cerrado
• Miércoles y jueves 10,00 a 14,00
• Viernes y sábados 10,00 a 14,00 y de 17,30 a 20,30
• Domingos y festivos 10,00 a 15,00

https://es.wikipedia.org/wiki/Monasterio_de_San_Isidoro_del_Campo

http://www.juntadeandalucia.es/culturaydeporte/agendaandaluciatucultura/evento/visitas-san-isidoro-del-campo

Iglesia Virgen de la Granada in Guillena: humilde parroquia de estilo mudéjar, normalmente cerrada. http://www.guillena.org/opencms/opencms/Guillena2/home.jsp

Albergue de peregrinos en Sevilla: "Albergue Triana", C. Rodrigo de Triana, Tel. 954-459960. Dispone de cocina e Internet, acogida amable. Cama 12 Euros. Página web: www.trianabackpackers.com

Albergue de peregrinos en Guillena: albergue privado "Luz del Camino", en la calle principal, antes de llegar al restaurante "El Poli" (véase abajo), Tel. 955-785262. Dispone de cocina, lavadora y secadora, Internet, sala de estar con televisor. Cama con desayuno 12 Euros. contacto@albergueluzdelcamino.es

Restaurante "El Poli" en Guillena: en la calle principal, especialmente recomendable: "Berenjenas con Salmorejo".

[print version] / [archivo: españa]

 

 

  escuelas//de//idiomas 


© caiman.de : [disclaimer] / [imprint]