ed 10/2014 : caiman.de

revista cultural y de viaje sobre latinoamerica, españa y portugal : [edición actual] / [primera página] / [archivo: edición/país/columna]
deutsch// 


[art_3] España: San Cristóbal de La Laguna
Una ciudad europea en África fue modelo para las ciudades españolas en América

"...(para medir la ciudad)...es de advertir que la ciudad es cuadrada, y tan larga como ancha. Midió, pues (el Ángel) la ciudad con la caña de oro..."
(Apocalipsis 21,16)

[zoom]
[zoom]

La primera "ciudad colonial" española
Después de la caída de Constantinopla en el año 1452 muchos cristianos en Europa creyeron que poco después iba a empezar la batalla decisiva entre el Bien y el Mal en la tierra que desembocaría en el final de los imperios del mundo y en el Juicio Final. Sobre todo clérigos que pertenecieron a las órdenes mendicantes como  los Dominicanos o Franciscanos dedicaron mucho tiempo a estudiar el Apocalipsis de San Juan, el último libro de la Biblia, en el que se describe esa última batalla, pero también la "Jerusalén Celestial", la ciudad de Dios en la que entrarán todas las almas salvadas después del Juicio Final. Fue un monje franciscano, Francesc Eiximenis de Girona, quien se inspiró directamente por la visión del Apocalipsis ya citada para su descripción de una ciudad ideal en su obra "Regiment de la cosa publica". Ese libro publicado póstumamente en 1484 pudo ejercer gran influencia en el pensamiento de uno de los hombres más poderosos de aquella época: en el arzobispo de Toledo que iba a ser regente de Castilla, Cardenal Cisneros. Siendo el confesor de la Reina Isabel, Cisneros y su concepción de una ciudad ideal basada en la obra de Eiximenis (y otras fuentes), también influenciaba a los Reyes Católicos. Después de la Reconquista de Granada y el Descubrimiento de América en el año 1492, los Reyes Católicos, ante la decisión de cómo planificar nuevas ciudades en los territorios conquistados en ultramar, se dejaban guiar por las reflexiones de Eiximenis acerca de la "ciudad ideal" para colonizar América. No obstante, la primera ciudad en cuyo trazado aplicaron sistemáticamente la "geometría del cuadrado", estaba situada entre Europa y América: la nueva capital de las Islas Canarias, San Cristóbal de La Laguna, fundada en 1496 por el conquistador Alonso Fernández de Lugo.

Galeria San Cristóbal de La Laguna

[zoom]
[zoom]
[zoom]
[zoom]

[zoom]
[zoom]
[zoom]
[zoom]

[zoom]
[zoom]
[zoom]
[zoom]

[zoom]
[zoom]
[zoom]
[zoom]

[zoom]
[zoom]
[zoom]
[zoom]

[zoom]
[zoom]
[zoom]
[zoom]

[zoom]
[zoom]
[zoom]
[zoom]

[zoom]
[zoom]
[zoom]
[zoom]


Paseo por San Cristóbal de La Laguna



Iglesia de la Concepción [zoom]
Iglesias, palacios y un museo con fantasma incluído
Es recomendable empezar un paseo por esa ciudad-modelo con una visita de la iglesia más antigua de La Laguna, la Iglesia de la Concepción, cuya construcción comenzó inmediatamente después de la conquista a principios del Siglo XVI en estilo renacentista.

El interesante campanario se erigió aislado del templo y no se concluyó hasta el Siglo XVIII.

Tiene siete plantas de las que la más alta está abierta, formando un octógono. En el interior del templo destacan especialmente los magníficos artesonados y la sillería del coro de madera de cedro.


Iglesia de la Concepción [zoom]


Y podemos imaginarnos que en este templo ya se arrodillaron los Conquistadores españoles cantando ad maiorem gloriam Dei, rezando que la buena suerte acompañara la construcción de la capital de las "Islas bienaventuradas" - y a su lado los Guanches evangelizados aprendieron sus primeras oraciones en latín - en caso de que no hayan sido vendidos en el mercado de esclavos en Sevilla.

Vinieron de Sevilla muchos de los inmigrantes, y también la mayoría de los artesanos que crearon las techumbres de estilo mudéjar en las iglesias de La Laguna con sus ornamentos primorosos llenos de estrellas y dibujos florales de origen árabe. Los artesonados de la Iglesia de la Concepción pertenecen a los más bellos de Tenerife.

En la Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores al lado de las ruinas del Convento de San Agustín hay otro artesonado mudéjar impresionante: una estrella de dieciseis rayos domina el centro del techo a la altura del retablo mayor dorado.
Nuestra Señora de los Dolores [zoom]

Contemplando la armonía de sus proporciones y decoración, esas dos iglesias incluso superan la Catedral "Virgen de Los Remedios" en la que se nota el largo período de construcción y la combinación a veces atrevida de estilos. Todo comenzó con una capilla construida en el mismo  sitio en el año 1511. En el Siglo XVII, fue remplazada por una amplia iglesia barroca y a principios del XIX fue nuevamente ampliada en estilo neoclásico. Oficialmente, esa iglesia principal no llegó a ser Catedral hasta 1819 y la fachada actual data de 1825. En la primera década del Siglo XX modificaron de nuevo la nave central, experimentando entonces con un material totalmente nuevo: el hormigón. Sin embargo, el aspecto exterior del templo con su cúpula bonita se presenta sorprendentemente homogéneo considerando su historia llena de cambios.

En la Iglesia de Santo Domingo los frescos modernos del Siglo XX, pintados por Mariano Cossío, son interesantes, pero llaman algo demasiadamente la atención, así que las obras de arte más antiguas, p. ej. las esculturas barrocas quedan casi en la sombra del olvido.

[zoom] Santo Domingo
Santo Domingo [zoom]


Paseando por las calles del Patrimonio Universal de La Laguna (declarado por la UNESCO en 1999) se puede descubrir numerosos palacios que datan de los Siglos XVI hasta XVIII, a veces están pintados de vivos colores (sub)tropicales como un intenso amarillo o azul atlántico. Uno de esos palacios, la Casa Lercaro, concluida en 1593, tiene una vida interior muy especial según cuentan las leyendas. Hoy el Palacio Lercaro alberga el Museo de Historia de Tenerife y algo más: según varios testimonios de empleados y visitantes del Museo está habitando aquí el fantasma de la infeliz Catalina Lercaro y va caminando por las salas sin que su alma encuentre la paz.

A finales del Siglo XVI, la bella y jovencita Catalina fue casada contra su voluntad con un hombre rico de edad avanzada que podría haber sido su padre. Todavía en la noche de bodas se precipitó al abismo del pozo profundo en el Patio donde murió.


[zoom]


Como la Iglesia negó un entierro de la pobre suicida en el camposanto, la enterraron en el terreno de la Casa Lercaro. Y desde entonces su fantasma va caminando por el Patio  y las salas de la Casa-Museo, lo que contribuye a incrementar el número de los visitantes, ya que al interés por la historia y los objetos expuestos se une una curiosidad morbosa por el mundo sobrenatural. Muchos han asegurado en entrevistas para la prensa local que especialmente en horas de soledad cuando hay poca gente, las puertas se abren y cierran por sí solas y se escuchan pasos en salas donde no hay nadie...

Un tablero de ajedrez como plano de ciudad
Desde fuera la Casa  Lercaro no parece especial, sino como cualquier palacio. Es que La Laguna no tiene un monumento singular que realmente destaque entre todos los demás, sino es el conjunto monumental lleno de armonía  que encanta.

Por ello, la decisión de la UNESCO de declarar todo el casco antiguo colonial en vez de un solo monumento como Patrimonio Universal de la humanidad era totalmente adecuada.


UNESCO [zoom]

En el año 1843, La Laguna perdió  la sede de capital de Canarias que fue trasladada a Santa Cruz. Pero nunca perdió la capitalidad cultural y en la declaración de la UNESCO subrayaron el hecho de que La Laguna fue la primera de tantas ciudades españolas en ultramar  diseñada según la forma de un tablero de ajedrez - y así se convirtió en un modelo para los centros urbanos de Santo Domingo, Lima o Bogotá. Aunque no cada calle sea recta y no cada cuadra sea un cuadrado perfecto, la fórmula básica de la estructura de La Laguna y del trazado de su mapa sí es un cuadrado que consiste de cuadrados, así que el plano de la ciudad se asemeja a un tablero de ajedrez. Naturalmente, esa forma peculiar no sólo se debe a la inspiración por las palabras del Apocalipsis y los pensamientos del franciscano Eiximenis acerca de la ciudad ideal. Hubo muchas influencias que se unieron aquí: las descripciones de Vitruv, del "Padre de la Arquitectura", redescubiertas por los arquitectos del Renacimiento, la visión de la ciudad ideal con calles rectas y manzanas cuadradas como aparece en algunos cuadros importantes del Renacimiento  - p. ej. en una pintura programática del famoso Piero della Francesca.

Plaza Iglesia de la Concepción [zoom]
Inmaculada [zoom]

Además hubo un modelo pragmático realizado poco antes de la fundación de La Laguna en la península ibérica: el campamento de Santa Fe  edificado por los Reyes Católicos durante el sitio  de Granada  en el año 1491. Después de un incendio catastrófico, ese campamento delante de las puertas de Granada fue remplazado por una ciudad (a principios provisional) de casitas de barro formando cuadras de líneas rectas en todo el recinto.

Pero al analizar la planificación de La Laguna, la forma tan sistemática del tablero de ajedrez no es el único detalle sorprendente, sino aún más revolucionario en la historia de la urbanística resulta el hecho de que esa nueva capital de una isla no fue una ciudad portuaria.


Plaza de la Catedral [zoom]


A una altura de 550 metros y a la vez unos 14 kilómetros lejos de la costa, los fundadores podían renunciar a murallas de caracter medieval y baluartes militares. De esa manera, La Laguna - junto a la ciudad universitaria Alcalá de Henares fundada 1499 por el Cardenal Cisneros  - nació como primera ciudad moderna: una "ciudad de paz" sin muralles medievales y dominada por las formas claras y cuadradas. Los motivos de los conquistadores que llevaron a ese diseño revolucionario no eran sólo nobles, también influyeron razones administrativas e ideológicas: las formas rectas y ordenadas facilitaron mejor control y supervisión y al mismo tiempo sirvieron para demostrar a los vencidos (tanto en Canarias como un poco más tarde en América) el nuevo orden del mundo. En la Plaza central, el cuadrado más grande del tablero de ajedrez (a veces un rectángulo), los españoles solían edificar la Catedral y en frente en la mayoría de los casos el Palacio del Gobernador o Virrey. Así se presenta la Plaza Mayor en México, Lima y Bogotá.

En La Laguna, sin embargo, los poderes eclesiásticos y seculares estaban presentes en dos plazas distintas: la Plaza del Adelantado, donde residió hasta su muerte en el año 1525 el primero gobernador de Canarias, Alonso de Lugo, y la Plaza de la Concepción, donde edificaron la primera iglesia principal, más tarde remplazada por la  Plaza de la Catedral.


La Catedral [zoom]

El árbol de la vida del paraíso
Sin embargo, no fueron sólo reflexiones meramente funcionales que entraron en la fundación de La Laguna. Muchos de los nuevos pobladores procedentes de España creyeron haber encontrado aquí el paraíso terrenal. Muchos mitos y creencias se mezclaron. Los pocos que habían leído escrituras filosóficas quizás estaban convencidos de encontrar aquí en Tenerife los restos del continente Atlántida, descrito por Platón (Timaios 25). Otros memorizaron las profecías de unos profetas del Antiguo Testamento  que prometieron una tierra paradisíaca, un refugio en el oeste.

[zoom]
[zoom]

En el famosísimo cuadro del Bosco titulado "El Jardín de las delicias", creado entre 1503 y 1515, que representa el paraíso (terrenal), en el que se puede descubrir una sorpresa (como ya lo ha demostrado  la Sra. Navarro Segura)*. En el lado izquierdo, entre muchas criaturas exóticas, aparece un drago canario. Probablemente, e influidos también por la opinión de los guanches, convencidos de las cualidades mágicas y curativas de las hojas y "sangre" del drago, algunos de los inmigrantes españoles creyeron reconocer en ese vegetal tan único y singular cuya apariencia es tan distinta de la de todos los árboles conocidos en Europa, el árbol de la vida mencionado en el Apocalipsis de San Juan cuando describe el paraíso después del Juicio Final.

Drago [zoom]
[zoom]

Efectivamente, tanto en la Plaza de la Catedral de La Laguna, como en la Plaza del Adelantado y otras plazas de la capital cultural  de Canarias, un ejemplar de ese exótico "árbol de la vida" domina el espacio - como anunciado en el Apocalipsis de San Juan para la Jerusalén celestial: "En medio de la plaza de la ciudad ...estaba el árbol de la vida...y las hojas del árbol sanan a las gentes..." (Apocalipsis 22,2)

Texto + Fotos: Berthold Volberg



Recomendaciones y Enlaces:
Recomendamos el ensayo interesantísimo de María Isabel Navarro Segura, fuente de inspiración para este artículo, véase:"Las fundaciones de ciudades y el pensamiento urbanístico hispano en le era del descubrimiento", in: Scripta Nova
REVISTA ELECTRÓNICA DE GEOGRAFÍA Y CIENCIAS SOCIALES
Universidad de Barcelona.
ISSN: 1138-9788, Depósito Legal: B. 21.741-98, Vol. X, núm. 218 (43), 1 de agosto de 2006
http://www.ub.es/geocrit/sn/sn-218-43.htm

Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna:
http://www.aytolalaguna.com/

Platon: "Timaios" 25
Die Heilige Schrift: Apokalypse 21 - 22

[print version] / [archivo: españa]

 

 

  escuelas//de//idiomas 


© caiman.de : [disclaimer] / [imprint]