ed 07/2010 : caiman.de

revista cultural y de viaje sobre latinoamerica, españa y portugal : [edición actual] / [primera página] / [archivo: edición/país/columna]
deutsch// 


[art_2] España: Segunda crónica de una Semana Santa alternativa (Sevilla 2010)
Parte III (Parte II) (Parte I)

Martes 30 de marzo de 2010
Las previsiones metereológicas son buenas para el día y mejoran mucho para el resto de la semana así que nos disponemos a salir para disfrutar del solecito.

Como señores, es decir en taxi, nos acercamos a la Capilla de la Universidad para ver el paso del Cristo de Juan de Mesa.

Os pongo alguna imagen ya que son suficientemente explicitas de la belleza de este Crucificado y no hace falta decir mucho más.

Bueno, hay que ir regresando y lo hacemos paseando tranquilamente por el barrio de Santa Cruz para terminar en el Romerito satisfaciendo las necesidades humanas con una pringá.

Nos llama el Jefe que quedamos para ver Santa Cruz en la plaza del Triunfo, así que consultando el reloj, nos da tiempo a echarnos la siesta así el Jefe no nos llevará ventaja ya que "él por las mañanas no sale: tiene que descansar"...

Llegamos con tiempo a la plaza donde ya estaban Teresa, Regina y Triana esperando, así que nos dio tiempo a ver el Cerro (una nueva alternativa).

Me gustó mucho pues no la había visto nunca y además fue especialmente emocionante porque en la revirá de la plaza le tocaron Caridad del Guadalquivir que es mi marcha favorita.

Por cierto chicas, ¿sabéis cuál es el color tiniebla? Es que he oído en la radio que un paso llevaba cirios de color tiniebla y no sé como son... Tras un conclave se decide que es un cirio de color parecido a la mostaza... Creemos que este:

Por fin llegan Cayetana y el Jefe con la pretensión de que nos metamos en un rinconcillo a ver Santa Cruz. Teresa se niega porque la última vez que se metieron ahí estuvo todo el rato sin tocar el suelo. Apoyamos a Teresa y Manuel le propone que se vayan ellos dos que para dos es más fácil encontrar sitio que para seis. El Jefe acepta pero con reticencias ya que el pueblo esta revelándose mucho.

Mientras están discutiendo, Cayetana me pide que pose para una foto. Pero niña mira que eres pesada con las fotos... Me utilizas vilmente para hacerle fotos a los costaleros, acólitos... ¡En fin! Posaremos nadie se sustrae a su carita de buena...

En estas estábamos cuando Teresa saca un taper del bolso que estaba lleno de riquísimos pestiños hechos por ella... El Jefe le propone matrimonio pero ella no acepta ya que Regina ha traído torrijas y el Jefe ya no sabe a quién elegir...

Cuando pasa la Vera Cruz y regresan Manuel y el Jefe que está absolutamente fascinado porque acaba de vivir uno de esos momentos excelsos que él dice con el paso de Cristo, nos encaminamos a ver la recogida de los Estudiantes donde hemos quedado con el Marroquí. Esta alternativa la ha aceptado el Jefe ante nuestra insistencia y creo que no quedó nada defraudado porque realmente fue magnifica primero por todo el ambiente tan barroco que se crea con las luces apagadas, el olor a azahar de los naranjos, el sitio... y luego porque si el Cristo es espléndido, la entrada de la Virgen fue increíble: hizo todo el recorrido desde la verja hasta dentro de la Capilla de una sola chicotá al son de la marcha de la Virgen de los Estudiantes o sea el Gaudeamus con ritmo de Semana Santa. Para mí, la foto del día.

Esta claro que el pueblo también tiene buenas ideas... pero el Jefe no lo admite: propone darnos una "Constitución otorgada" donde aparezcan algunos pequeñitos derechos. Por supuesto no aceptamos: seremos pueblo soberano y esto será una democracia. ¡Nos queda pelea!

Amparo nos esperaba en la puerta de la Universidad y nos cuenta sus agobios para llegar ya que ella ha estado en el cine (ya sabéis que no le gusta la Semana Santa) y para consolarla nos vamos a tomar algo con ella. Teresa propone una tortilla de patatas en un bar cercano. Craso error: Cayetana se nos enamora del camarero y no hay quien la saque de allí. Niña que queremos ver la Bofetá...

Conseguimos llegar para ver la Virgen del Dulce Nombre que hace honor a su nombre y tiene uno de los rostros más bonitos y dulces de las Vírgenes de Sevilla. Por supuesto está muy arriba en el ranking.

La seguimos hasta la plaza del Duque y hay nos retiramos con las emociones girando en la barriguilla.

Miércoles 31 de marzo de 2010
El miércoles santo ha resultado ser un día especialmente reivindicativo para los derechos del "pueblo soberano"

Todo comenzó con la visita ¡por la mañana! a la exposición de Murillo. El Jefe tenía muchas ganas de verla y haciendo un "enorme" sacrificio pues, ni a Manuel ni a mí nos gusta mucho este pintor, le acompañamos. La visita prometía y se unieron Cayetana y Amparo. La verdad es que resultó todo un privilegio visitar la exposición y ver el duelo de titanes entre Manuel y el Jefe argumentando a favor y en contra de los méritos del pintor. Podríamos decir que la discusión terminó en tablas porque los dos son muy cabezones y claro ninguno dio su brazo a torcer (lo que era esperable). Tampoco sirvió para cambiar mi concepto del pintor aunque para Cayetana supuso todo un descubrimiento el San José del cuadro de la Sagrada Familia: extasiada ante el cuadro, murmuró, suspirando ¡es tan guapo…! Amparo y yo nos sorprendimos mucho ante su reacción porque por primera vez las tres estuvimos de acuerdo.

De allí, nos fuimos a comer al bar que hay enfrente del hotel y del que ya he hablado (lo siento mucho, pero no consigo recordar el nombre; sé que era algo de mi viña pero no logro completar el nombre), donde habíamos quedado con Regina para acompañarla a comprar una cámara de fotos. Entre albóndiga de choco y tortillita de camarones se fue gestando el reto de la semana… El Jefe empieza a proponer alternativas para la Madrugá porque está muy empeñado en lucirse y que sea mejor que las dos que hemos vivido sin él… Su primera alternativa pasa por ver los Gitanos… Manuel y yo estamos de acuerdo, pero… ¿dónde la metemos? Pues habrá que renunciar a algo… Ya sabes que ELLA es innegociable… Vale, pues quitamos al Gran Poder… Manuel, indignado, le plantea: ¿Piensas renunciar tú al Silencio? Nooooo, claroooo. Pues tampoco es negociable…

Yo, que estoy metiendo cizaña para darle vidilla al Jefe, me voy dando cuenta de que Amparo, que no está acostumbrada a presenciar estas discusiones, se va angustiando poco a poco hasta que exclama: ¡POR FAVOR! NO OS ENFADEIS! Todos nos volvemos y estallamos en una carcajada: no te preocupes, si todo es teatro… Ya sabes: el barroco ¡nos domina!

Cuando conseguimos calmarla, Manuel plantea el reto: Y… ¿qué tal si nos llevas a ver la Macarena en su barrio? Por ejemplo, en la calle Parras… ¡Estas loco!, responde el Jefe, ¿pretendes que nos metamos en la Calle Parras…? ¡Claro! ¿O es que tienes miedo de que no esté a la altura de ELLA? Acepto: por supuesto que ELLA estará a la altura de la OTRA. Pero… ¿seréis capaces de aguantar? ¡Por supuesto!, respondemos Manuel y yo a la vez con total rotundidad (aunque las dudas se quedan en la intimidad) ¿Y tú?… Está bien: después de los churros iremos a verla.

Regina llega y Amparo, no muy convencida de que reina la paz entre nosotros, se despide ya hasta la próxima Semana Santa porque ella se va de excursión los días que faltan (¡Ya ha tenido demasiados pasitos!).

Venga, vámonos que al final se nos hará tarde… El Jefe y Cayetana se despiden con el objetivo de ir a ver el Carmen Doloroso. ¡Ah! ¿A ella la llevas y a nosotros no? ¡Vale! ¡Vale! Lo apuntaremos. Menos mal que Teresa nos llevó el año pasado que si no nos quedamos sin verla.

Con las cámaras nuevas (Manuel se animó y también se compró una) nos encaminamos a la plaza de San Lorenzo donde habíamos quedado con Teresa para ver el Buen Fin. La propuesta fue suya y hay que felicitarla porque por primera vez conseguimos ver bien esta Cofradía y en un lugar que nos gusta especialmente. Me gustó mucho la Virgen (la verdad es que esté año estoy descubriendo muchas Vírgenes) y el momento en que reconocimos a nuestro amigo el Marroquí que salía de nazareno con su Virgen (se te olvidó darnos estampitas: nos las debes para el año que viene).

Por fin aparecen Cayetana y el Jefe que como siempre llegan tarde, se habían quedado atascados al otro lado de la plaza y no habían podido llegar a nuestra posición. Reunido el grupo nos proponemos ir a ver el Baratillo a un sitio nuevo que nos habían comentado los Otros Madrileños el año pasado. Pero antes el Jefe quiere ver San Bernardo… Vale pero podemos verlas en el mismo sitio porque pasan una detrás de la otra…

El Jefe acepta aunque a regañadientes porque Teresa impone su sensato criterio: para llegar al sitio que quiere el Jefe tendríamos que salir ya y tú quieres tomarte una torrija de merienda ¿verdad? La torrija gana y nos vamos a la plaza del Triunfo.

San Bernardo estuvo muy bien pero el Baratillo ¡espléndida! Ya sé que me dejo llevar por la subjetividad porque está hermandad es otra de mis favoritas (fue la primera que me hizo saltar las lágrimas) y dándole la razón a el amigo de Jaén, la Caridad mejor que la Piedad, aunque también es magnifica.

Aquí tenéis la foto del día: Marcha: madrugá; sólo una orden del capataz: "izquierdalante, derechaatrá y despacito, despacito"... y así una de las revirás más bonitas y emocionantes que he visto nunca. Hizo falta repetir dos veces la marcha para completarla Ufff! Increíble.

Con la emoción a flor de piel nos ponemos en marchar para satisfacer las necesidades humanas en la Estrella pero el ¡Jefe se perdió! Y al final con tantas vueltas casi no llegamos a ver la recogida del Cristo de Burgos siempre emocionante por si le da o no a la puerta con el brazo de la cruz. El día terminó acompañando a la Virgen de los Panaderos de vuelta a su Capilla. ¡Qué día!

Texto: Amparo Gómez-Rey
Fotos: Vicente Camarasa

Para saber más:
http://sdelbiombo.blogia.com/temas/viajes.php

[print version] / [archivo: españa]

 

 

  escuelas//de//idiomas 


© caiman.de : [disclaimer] / [imprint]