ed 04/2011 : caiman.de

revista cultural y de viaje sobre latinoamerica, españa y portugal : [edición actual] / [primera página] / [archivo: edición/país/columna]
deutsch// 


[art_1] España: Nazarenos - los "comparsas" de la Semana Santa
 
Nunca olvidaré como uno de mis mejores amigos sevillanos a principios de los años noventa, al esperar el Paso de Palio de la Esperanza Macarena, declaró que no tenía paciencia suficiente  para ver pasar más de mil Nazarenos. Por eso propuso "buscarla", es decir abrirse camino entre las filas de Nazarenos y espectadores para ir al encuentro del Palio de la Virgen.

San Esteban [zoom]
La Paz [zoom]

La mayoría de los espectadores, obviamente, suelen esperar más o menos impacientes que lleguen los "Pasos" pomposos que muestran escenas espectaculares de la Pasión, Jesús como Nazareno o Crucificado y la Dolorosa bajo Palio. Apenas dedican atención a los cientos o miles de Nazarenos desfilando ante sus ojos, sino siguen charlando sobre temas muy variados, hasta que aparezca el Paso. Sin embargo, los Nazarenos ralmente merecen más atención por parte del público. ¿Porque qué sería una procesión de Semana Santa sin Nazarenos?  Sólo parecen ser los "comparsas" y ponen en un marco las escenas dramáticas de los Pasos, en las que Cristo y la Virgen son los "protagonistas". Pero contribuyen mucho al ambiente de escenario de otros siglos donde se representa esa obra de arte viva.

En las tinieblas de la noche, los Nazarenos completamente vestidos de negro, perteneciendo a cofradías como El Silencio, El Gran Poder, Vera Cruz o El Amor aparecen como figuras especialmente lúgubres (y a algún y otro niño causarán miedo), mientras que los Nazarenos blancos de la Cofradía de La Resurrección, iluminados por el sol naciente en la mañana del Domingo de Pascua se presentan en el escenario como mensajeros del renacimiento, de la vida eterna.

El Amor [zoom]
La Resurrección [zoom]

Y sobre todo durante  la famosa "Madrugá", el momento culminante de la Semana Santa sevillana, el contraste entre las nocturnas cofradías "negras" (El Silencio, Gran Poder, El Calvario), y los Nazarenos de las Cofradías "populares" (Macarena, Esperanza de Triana, Los Gitanos) que se presentan vestidos de blanco y verde (los de la Virgen) o blanco y morado (los del Cristo) contribuye bastante a subrayar el carácter antinómico de esa noche tan singular.

Estudiantes [zoom]
La Exaltacion [zoom]

Aparte de esa función dramatúrgica de la simbología de colores también podemos descubrir Nazarenos, los que destacan por los colores suntuosos de sus ropajes: las túnicas de color púrpura de las cofradías de La O y de Las Cigarreras, el morado solemne de los Nazarenos de hermandades como El Valle o La Quinta Angustia, los capirotes de rojo encarnado de La Lanzada o los de burdeos de El Cerro, Nazarenos de azul luminosos de San Esteban o El Baratillo, el terciopelo azul oscuro de La Carretería.

El Baratillo [zoom]
El Cerro [zoom]

Y no es verdad que todos los Nazarenos se presenten iguales, o que las 61 procesiones durante la Semana Santa de Sevilla se muevan iguales. Hay Cofradías que destacan por los movimientos sincrónicos, disciplina y armonía en las filas de sus Nazarenos. Es un gozo estético contemplar las doble filas disciplinadas de las procesiónes de El Silencio, Pasión, Vera Cruz, El Amor o La Amargura. Avanzan al ritmo exacto y siempre guardan una postura solemne, a veces llevan los cirios "cruzados", así que forman un callejón de luz.

La Amargura [zoom]
La Lanzada [zoom]

Y dentro de una larga  procesión siempre hay  Nazarenos que destacan por diversas razones. Algunos llevan insignias (estandartes como el "Senatus") en vez de cirios, otros pueden ser reconocidos fácilmente por sus amigos y familiares, ya que llevan "signos distintivos"  (p. ej. rosarios, pulseras profanaso relojes de pulsera, anillos que llaman la atención) - aunque según las reglas de la mayoría de las Cofradías llevar esos "signos" está explícitamente prohibido (salvo rosarios simples). Hay casos en los que una falta de disciplina fue multada - como los Nazarenos del Cerro que llevaron gafas de sol encima de sus antifaces.

Contrariamente a los adultos, a los más pequeños hay que perdonarles faltas de su conducta. Sobre todo en las hermandades populares, salen muchos niños, Nazarenos enanos que suelen divertirse como en un juego de disfraces. Y a menudo, durante una procesión que dura horas y horas,  aparecen niños con el antifaz levantado, por cansancio o simplemente porque ya no pueden soportar las tinieblas debajo del capirote. Muchos de esos Nazarenitos son llevados en brazos por sus padres y tienen chupetes en la boca o están comiendo chocolate o cualquier cosita.

El Baratillo [zoom]
La Exaltacion [zoom]

En las Cofradías de negro riguroso normalmente no salen niños como Nazarenos. Si se trata de una hermandad de silencio, resulta más bien interesante observar el lenguaje por señas entre los hermanos. A veces, los diputados (¿o diputadas?) de tramo mandan con gestos majestuosos para ordenar sus filas. Incluso se ven hasta diálogos enteros en lenguaje por señas entre dos Nazarenos. ¿Son padre e hijo o madre e hija, ayudándose allí a ajustarse el antifaz? No se sabe, pero de cuando en cuando se puede averiguar por el modo de moverse, si debajo del capirote se esconde un hombre o una mujer. Lo único cierto: desde este año (2011) en cada una de las 61 procesiones de la Semana Santa de Sevilla se permite la participación de mujeres, porque según una orden arzobispal también las tres últimas Cofradías, que hasta entonces sólo dejaban salir a hombres (El Silencio, La Quinta Angustia, Santo Entierro), acaban de abrir las puertas de sus procesiones para mujeres.

La Hiniesta [zoom]
La Hiniesta [zoom]

Una buena amiga sevillana, siempre algo rebelde ella, algún día me confesó una historia tan fascinante como increíble. Hace un par de años, cuando en su hermandad todavía estaba prohibida totalmente la participación de mujeres en la procesión a la Catedral, ella participó clandestinamente, ocupando el puesto y vistiendo la túnica y antifaz de su hermano - siendo la única mujer entre más de mil hombres. No sabemos si alguien descubrió ese "fraude". Pero raras veces Dios se agrada tanto de una "acción ilegal". Esa chica atrevida nos cuenta con gustito, y no sin orgullo, que se sentía un poco como un "caballo troyano" al infiltrarse en una fila masculina. Pero al preguntarla por sus sentimientos religiosos durante la procesión, se queda calladita.

San Esteban [zoom]
Dulce Nombre [zoom]

Pues, aunque parezca difícil rodeado de tanta gente, y ante la masificación y comercialización de la Semana Santa sevillana, amparado por el anonimato del antifaz, la  peregrinación de un Nazareno puede llegar a abrir puertas en lo más íntimo del alma que algunos creían cerradas para siempre. Desde luego, la motivación para salir de Nazareno/a en la Semana Santa puede variar muchísimo. Algunos simplemente  siguen una tradición familiar que ya tiene siglos, a veces sin pensarlo demasiadamente o incluso sin pensar nada en absoluto. Otros quieren cumplir una promesa: ruegan por el cumplimiento de un deseo (p. ej. rogar por la convalecencia de un amigo o pariente enfermo), o buscan como peregrinos una experiencia mística profunda de la que prefieren no hablar en público.

Dulce Nombre [zoom]
La Amargura [zoom]

Y sea como sea la motivación de un Nazareno para participar en una procesión en la capital andaluza, todos ellos tienen algo en común: cada año forman parte - conscientemente o inconscientemente - del mayor conjunto de arte barroco:  la Semana Santa de Sevilla.

Texto: Berthold Volberg
Fotos: Berthold Vorlberg / Vicente Camarasa

[print version] / [archivo: españa]

 

 

  escuelas//de//idiomas 


© caiman.de : [disclaimer] / [imprint]