ed 03/2013 : caiman.de

revista cultural y de viaje sobre latinoamerica, españa y portugal : [edición actual] / [primera página] / [archivo: edición/país/columna]
deutsch// 


[art_4] España: Es la Saeta Oración
Entrevista con El Sacri, Cantaor sevillano de Saetas
 
Desde hace muchos años, José Pérez Leal, más conocido como "El Sacri", es uno de los cantaores de Saetas más afamados de Sevilla y en vísperas de la Semana Santa 2011 nos ha concedido esta entrevista.

A la primera pregunta, seguramente frecuente, qué es lo que siente al cantar una Saeta a una de las famosas imágenes de Sevilla, responde ya con los versos de una Saeta (cuya letra es de Álvarez Quintero) a modo de definición:

Es la Saeta canción
Grito del corazón
Que al pasar por la garganta
Se convierte en oración
Que hasta el Cielo se levanta…



El Sacri afirma que siente una motivación muy grande cantando a una Virgen o a un Cristo. Durante la Semana Santa sevillana, tiene siempre un horario muy "completo", ya que canta a 16 hermandades sevillanas que actualmente suelen contratarle: La Paz, La Hiniesta, San Roque, El Amor, Las Aguas, La Vera Cruz, El Museo, El Cerro de Águila, San Esteban, Cristo de Burgos, El Cautivo (en Alcalá de Guadaira), El Valle, Pasión, La Macarena, San Isidoro, La Soledad de San Lorenzo. Nos entrega su programa de Saetas.

A mi Macarena le suele cantar en el balcón de la Hermandad a la Entrada a mediodía del Viernes Santo y a La Hiniesta le canta por la tarde del Domingo de Ramos en un balcón de la Calle Relator (N° 54) – allí lo vimos y conseguí tomarle una foto en plena acción de cantar una Saeta a la Virgen.

Algunas hermandades le pagan, pero más frecuentemente le pagan particulares que le invitan a su casa para que cante desde un balcón o una ventana a una imagen. Sin embargo, como cada cantaor también es cofrade y de vez en cuando también canta espontáneamente a una imagen que le evoca una devoción especial. Las Dolorosas que más adora son la Virgen de los Dolores (de su Hermandad del Cerro de Águila) y – como no - la Esperanza Macarena.

A la pregunta qué tipo de formación recomienda para preparase a cantar Saetas nos dice que primeramente, hay ques aber de Flamenco, de Cante Jondo, y hay que entrenarse a saber respirar y saber vocalizar bien, para que la gente entienda las letras, "porque no todo es Ayayay…", añade sonriendo.



El Sacri nos cuenta que tiene una escuela en Alcalá de Guadaira para los que quieren aprender a cantar Saetas. Le preguntamos cómo un capataz sabe dónde hay que parar el Paso para que cante una Saeta. Nos explica que en la mayoría de los casos él está contratado por la hermandad y antes le avisa al capataz donde va a cantar para que vaya a parar el Paso allí mismo.

Llegando a conversar de momentos muy especiales de la Semana Santa, le cuento al cantaor que me parece que hay entradas como la del Cristo de Burgos o la de la Soledad de San Lorenzo ques son auténticos festivales de Saetas y a veces se cruzan varias Saetas al mismo tiempo. El Sacri comenta que en esas ocasiones siempre puede pasar que sale un espontáneo a cantar, y cuando eso pase, él se callaría, esperando que haya terminado. Ante mi asombro – al recordar como la voz de un "Saetero" puede llenar toda una plaza – afirma que siempre cantan sin micrófono, con la pura fuerza de una voz emocionada.

Para él, el momento más emotivo de su carrera ha sido una Saeta cantada al Jesús del Gran Poder en la Calle Gravina, cerca de la Plaza del Museo, viendo venir el Paso del Cristo, una sombra a la luz de la alborada, y se quedó sin voz, tanto le impresionaba la imagen portentosa del Señor de Sevilla. También ha sido un momento muy especial cantar Saetas en dos cárceles de Sevilla, ante 1800 presos.

Le parece que actualmente haya cada vez menos cantaores que saben cantar bien una Saeta y le gustaría contribuir a enseñar ese arte a los jóvenes para que no se pierda. Para despedirnos, nos canta una Saeta, preguntándome a qué imagen quisiera dedicarla. Naturalemente, tiene que ser una Saeta a la Virgen más guapa de Sevilla:

Con lágrimas mi mejilla
Ay te canto, oh Macarena,
Tú eres Virgen de Sevilla,
Crisol de alegría
Ay pena en el mundo
Que bonita sinfonía
Verte Madre, caminando con tu pena,
Y tu sonrisa,
No quiero verte llorar,
Que tus hijos macarenos
Te quieren consolar,
Esperanza Macarena.

¡Olé!

Texto und Fotos: Berthold Volberg

[print version] / [archivo: españa]

 

 

  escuelas//de//idiomas 


© caiman.de : [disclaimer] / [imprint]