ed 02/2012 : caiman.de

revista cultural y de viaje sobre latinoamerica, españa y portugal : [edición actual] / [primera página] / [archivo: edición/país/columna]
deutsch// 


[art_1] España: Telde – una Ciudad-Jardín en el noreste de Gran Canaria
 
Después de una semana de bronceamiento a tope ya no quería ver más la playa, las dunas de arena dorada, los bloques de los hoteles, estaba harto de la propaganda de neón, los supermercados de guiris con sus invasiones de jubilados alemanes o ingleses. Por ello, anoche sentados en el bar del hotel propuse a mi amiga Cayetana, mientras que ella disfrutaba de su cóctel con  Licor 43, que ya habría llegado el turno de la cultura. Ella ya había temido algo así (sus aficiones hay que buscarlas más en las pistas de baile de las discotecas de Playa del Inglés y en las ligues inesperadas). Pero como sabía que no iba a dejarla en paz, llegamos a un compromiso: en vez de hacer una gran excursión cultural de un día entero a la capital de Las Palmas en el norte de la isla (casi dos horas en la guagua), sólo gastamos la mitad del tiempo para visitar la ciudad Telde, para que Cayetana pueda llegar puntualmente al bar de nuestro hotel  para disfrutar de la Happy Hour de la puesta del sol. Y tampoco habría que levantarse temprano, otra ventaja para ella.

Telde [zoom]
Telde [zoom]

Así que la mañana siguiente, un domingo a las 10.40 horas tomamos la guagua N° 36 desde Playa del Inglés a Telde. Esa ciudad en el noreste de Gran Canaria se encuentra a unos 5 Kilómetros de la costa  a medio camino entre las playas y los barrancos y cumbres del centro de la isla. Contrariamente a Las Palmas y a pesar de tener más de 100.000 habitantes, Telde no parece una ciudad grande, sino se presenta casi como un pueblo verde que ha crecido de manera demasiado rápida. Al llegar desde el noroeste, la estatua de un Guanche recibe a los visitantes, recordándoles que ya antes de la conquista española hubo aquí un pueblo importante de la población canaria autóctona. La escultura del  Guanche está mirando a un amplio terreno de jardines llenos de palmas, Frangipani y cácteas.

Guanche [zoom]
San Juan Bautista [zoom]

Telde está rodeada por huertas en el oeste y el sur. La ciudad se compone de tres barrios históricos, separados por valles profundos: el aristocrático Barrio de San Juan Bautista, llamado según el templo más importante de Telde, el romántico Barrio de San Francisco y el más moderno  Barrio de San Gregorio. Teniendo más suerte que Las Palmas o Santa Cruz, al no estar situada directamente en la costa, Telde nunca fue destruida por los piratas ingleses y su arquitectura histórica se presenta más auténtica y mejor conservada. Ya en el año 1351 Telde fue nombrada oficialmente como primer obispado de las Islas Canarias. Sin embargo, iba a tardar más de un siglo hasta concluir la conquista de la isla por la Corona de Castilla y convertir  Telde en una ciudad española en esa isla atlántica. En 1490 un grupo de colonizadores empezó a establecer  aquí  las instituciones administrativas y eclesiásticas de España. Lentamente iba creciendo el núcleo de la nueva ciudad alrededor de la  Iglesia San Juan Bautista, que hoy guarda el mayor tesoro de arte sacro en Gran Canaria.

Telde [zoom]
San Gegorio [zoom]

Cuando Cayetana y yo bajamos de la guagua, aún no sabemos en cuál de los tres barrios nos encontramos. Vamos directamente a entrar en la más próxima Iglesia. Pero no se trata del templo de San Juan, sino de la Iglesia San Gregorio, neoclásico y sin obras de arte muy valiosas. Nos sentamos en la bonita Plaza delante de la  Iglesia donde hay cuatro árboles de Ficus enormes que nos dan sombra. Contemplamos el ir y venir en la plaza, todos sin prisa, un ambiente muy relajado de domingo. De repente Cayetana descubre un original "monumento al limpiabotas" de bronce  – homenaje a uan profesión muy poco valorada que merece más respeto. Ya impaciente, me levanto urgiendo a Cayetana: "Vamos niña, que nos van a cerrar la iglesia y nos quedamos sin mirar el retablo." Me temo que van a cerrar el templo de San Juan Bautista después de la misa y todavía tenemos que encontrarlo. Preguntamos a un par de peatones que nos indican el camino con recomendaciones contradictorias y bastante vagas ("…bajen esta calle, luego subiendo a la izquierda hasta ver más árboles que casas, luego hacia la derecha…"). Finalmente descubrimos al lado del parque las dos torres oscuras de la Iglesia de San Juan Bautista.

San Juan Bautista [zoom]
San Juan Bautista [zoom]

Por fuera, es típica para Canarias la combinación de piedra volcánica oscura y pintada de blanco. Los campanarios fueron añadidos el el Siglo XVIII al templo que data del Siglo XVI. En un nicho encima del portal principal se encuentra una pequeña estatua de San Juan Bautista, tallada de piedra, en el brazo izquierdo el santo lleva un corderito  gracioso. El interior el templo tiene tres naves y nos sorprende la gran muchedumbre (normalmente las misas dominicales en España no están  muy concurridas). La razón para la afluencia de fieles: media docena de bautismos. Por ello hay que tener paciencia hasta que podamos acercarnos a la más importante obra de arte de la isla, el retablo mayor dorado, tallado por escultores flamencos hacia 1525 en estilo de gótico tardío.

San Juan Bautista [zoom]
San Juan Bautista [zoom]

Destacan los relieves magistrales y llenos de detalles en la parte central del retablo, la estatua de Juan Bautista a la izquierda y los dos angelotes graciosos sentados debajo de la cruz. En la nave izquierda del templo hay otra obra de arte muy singular del Siglo XVI: en un sarcófago de cristal está un impresionante Cristo Yacente, creado por indios  mexicanos de un material poco común -  de fibras de millo. El hecho de que los dos tesoros más importantes de esa  Iglesia no fueron fabricados en España, inso en Flandes y México, también demuestra la universalidad del Imperio español "donde el sol nuce se puso" en el Siglo XVI.

Al salir de la Iglesia contemplamos con admiración el Ficus majestuoso y tuliperos de flores rojas en la plaza. Ya es hora del almuerzo, pero como tenemos poco tiempo y ganas de algo dulce, Cayetana exige con su lógica imbatible: "después del templo, I˙a la tarta!" (parece que para ella, esas dos palabras de la letra T compongan una unión natural e inseparable). Sólo hay que caminar un par de metros para llegar al Café  "Opera". Disfrutamos con entusiasmo de la tarta de chocolate y los pasteles de almendra de esa pastelería muy recomendable.

San Francisco [zoom]
San Francisco [zoom]

Después paseamos por los barrios y parques de San Juan y San Francisco y descubrimos  un monumento singular.  El Acueducto de San Francisco tiene casi trescientos años y hoy también cumple una función decorativa. Pintado de blancura reluciente y con sus farolas antiguas, ese monumento hidráulico se presenta como recuerdo romántico que data de una época cuando todavía apenas hubo turismo y la agricultura fue el fundamento de la economía de Gran Canaria. Después de la conquista española, los terrenos muy fértiles de  Telde se utilizaron durante los siglos XVI y XVII para el cultico de la caña de azúcar y para viñas. El azúcar y el ron, como el vino fueron los productos más importantes para la exportación, también empezaron a cultivar la papa, aunque más bien para el consumo propio. Para el trabajo duro en las plantaciones de caña de azúcar llegaron a "importar" esclavos moros o negros – un capítulo callado de la historia insular. Hoy queda un terreno muy pequeño dedicado al cultivo de la caña de azúcar, pero no aquí en Telde, sino alrededor de Arucas en el extremo norte de la isla. A principios del Siglo XIX dos nuevos productos llegaron a convertirse en protagonistas de la  agricultura canaria: plátanos y tomates, hasta hoy dos alimentos principales que también se exportan a Europa.

San Francisco [zoom]
San Francisco [zoom]

Para concluir nuestra excursión a Telde, damos un paseo por las callejas del Barrio de San Juan y por el parque del mismo nombre y nos sorprende que Telde no sólo ofrece arquitectura tradicional, también descubrimos esculturas vanguardistas en el parque, así como ejemplos de arquitectura futurista de audacia inesperada, p. ej. Una casa muy estrecha, cuya fachada sólo consiste en una pared que parece un inmenso espejo. Sin embargo, lo más característico de Telde siguen siendo las callejas estrechas, a veces empinadas, de casitas viejas y jardines en medio de del centro. Y los Acueductos nostálgicos de una época remota.

Telde [zoom]
Telde [zoom]

Telde [zoom]
Telde [zoom]

Antes de volver al Sur tomamos una copa en la "Gruta de San Juan" y leyendo uno de los folletos editados por la Oficina de Turismo, se me escapa una risa. El título: "Descubre Telde – Telde te embruja" en la versión alemana, la traducción literal y equívoca de "embruja" suena fatal  a una reunión infernal de brujas. La traducción más adecuada y bonita en vez de "behext" sería "bezaubert" – quizás incluso en la versión española sería más bonita decir "Telde te hechiza".

Texto + Fotos: Berthold Volberg

Recomendaciones y enlaces:
Oficina de Turismo
C. León y Castillo N° 2 (Barrio San Juan)
turismo@ayuntamientodetelde.org
www.telde.es

Pastelería
OPERA
C. León y Castillo N° 4

Cómo llegar a Telde:
Desde Maspalomas o Playa del Inglés: la guagua N° 36 o 90

[print version] / [archivo: españa]

 

 

  escuelas//de//idiomas 


© caiman.de : [disclaimer] / [imprint]